Violenta agresión a dirigenta por trabajadores de empresa contratada por municipio de Pudahuel

Violenta agresión a dirigenta por trabajadores de empresa contratada por municipio de Pudahuel

La vecina fue golpeada físicamente por una mujer perteneciente a la empresa, y también acusa violencia verbal.

Pudahuel, Santiago de Chile, 14 de febrero 2024. En un confuso incidente, la integrante de la ONG “La Voz de los Pacientes en Temas de la Enfermedad del Cáncer” y dirigenta social, Jessica Salas Cárcamo, fue objeto de agresiones verbales y físicas por el simple hecho de haber indicado a trabajadores que realizaban reparaciones en un tramo de la vereda sur de la Avenida San Pablo, específicamente en el sector de la Escuela Elvira Santa Cruz, ubicada en la altura 9184, por la inasistencia de protección de seguridad a peatones.

Esto, a raíz de que se había cerrado el paso a los transeúntes, obligándolos a caminar por la avenida donde no existía protección peatonal ni señalización adecuada para los conductores que transitaban a gran velocidad hacia el oriente.

Para poder transitar por ese tramo de vereda, se debía salir a la avenida San Pablo con todo el riesgo que eso significa al peatón.

La respuesta de los trabajadores no fue la esperada por parte de Jessica, quien fue agredida verbalmente de manera agresiva por uno de ellos, seguido por la intervención de una mujer que aparentemente pertenecía a la empresa contratada por la municipalidad de Pudahuel para realizar las reparaciones, quien continuó con los insultos de manera aún más provocadora.

“Llamé con mi celular a la municipalidad de Pudahuel y conversar con la secretaria subrogante del alcalde para informar de la situación, instante que fui agredida físicamente por la mujer, quien me tomó con violencia, me arrojó al suelo y me golpeó con puñetazos y patadas, mientras mi teléfono seguía grabando lo que me sucedía. Esto provocó que enviaran una camioneta de seguridad vecinal y a Carabineros”, relata Jessica.

“Sentí mucho miedo cuando me golpeaba en el suelo. Me gritaba ‘te voy a matar, te voy a matar’. Si no fuera por uno de los trabajadores que la tomó de la cintura, evitando así que me siguiera golpeando. Yo no sé pelear a golpes y no pude defenderme”, asegura Jessica.

“Me rompió la ropa y quedé con varios rasguños y moretones. En mis más de 30 años como dirigenta, nunca antes había sido golpeada. Además, fui detenida por Carabineros, quienes me tomaron declaración de los hechos y me llevaron a constatar lesiones al SAR La Estrella, donde además se constataron lesión en mi tobillo, derivándome con una interconsulta a una atención secundaria al hospital traumatológico.” argumenta Jessica.

La vecina quedó citada para comparecer ante la justicia, enfrentando una situación que nunca habría esperado en el ejercicio de su labor como dirigente comunitaria.

Escaso espacio les queda a los peatones que deben desplazarse en ese tramo de la avenida San Pablo al estar la vereda cerrada por trabajos.
Comenta esta noticia: