Opinión: La noche del 29 de marzo, la memoria y una Convención recomponiendo lazos

Opinión: La noche del 29 de marzo, la memoria y una Convención recomponiendo lazos

El domingo se realizó en la comuna de Pudahuel un acto en honor a los tres profesores degollados por la dictadura cívico militar. En lo que antes era Barrancas, sabíamos qué es lo que había pasado: una vez más con sangre se sellaban los pensamientos revolucionarios. Con sus corvos cortaban cuellos y esperanzas, y no sólo los de Guerrero, Parada y Natino. Era 1985.

Hoy es 2022 y ayer se conmemoró el día del joven combatiente. Abandonamos antes de lo normal el lugar de trabajo o estudio para llegar antes de la noche a nuestros hogares. Apuramos el paso porque desde hace muchos años que a nuestros profesores y de sus alumnos más despiertos les están quitando la vida. Los tres profesores eran personas adultas, formando una carrera profesional y una familia; en cambio los hermanos Vergara Toledo, Mauricio Maigret y Paulina Aguirre eran jóvenes, inquietos, Rafael y Paulina aun iban al liceo mientras Eduardo iniciaba sus estudios de pedagogía cuando fueron ejecutados. Mauricio combatía en Barrancas, mientras al unísono se atacaba a comisarías de Pudahuel y Cerro Navia. Murió casi al instante, a pesar del apoyo de su brigada.

Estos crímenes pegaron hondo en la sociedad chilena que no creyó en las versiones de la dictadura que señalaba la situación delictual común y corriente. Hoy la protesta es percibida como un hecho delictivo común, o al menos para una parte de la sociedad y así lo vemos con los comerciantes que lincharon hasta casi matar a un estudiante; en el uso dado al control de identidad, en el respaldo a carabineros, y en ese cosquilleo que sentimos cada vez que se acude a una manifestación.

Recomponer los lazos que nos unen como sociedad es una de las tareas de la Convención y de todos quienes nos organizamos. Sobre nuestros hombros está reconectar a nuestros vecinos y vecinas con la historia de trabajadores, de mujeres y jóvenes. De la gente común con nuestra historia.

Por un día del joven combatiente que nos haga llenar las calles y no encerrarnos a esperar el corte de luz, los balazos y el fuego. Llenemos las calles con memoria y actuemos para exigir justicia, reparación y garantías de no repetición.

Fresia Ramírez, directora de TomateRojo.cl y vocera de Ukamau en Cerro Navia

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.