Opinión: Abundancia de candidatos

Opinión: Abundancia de candidatos

Si la abundancia de candidatos fuera un serio indicador de lo sano de nuestro sistema democrático, ello sería espectacular. Si dicha proliferación estuviese conectada con la aparición de “ciudadanos empoderados”, mejor aún. Pero si eventualmente esta avalancha de “honestidad” nos dijera lo mismo que nos ha señalado en los últimos 30 años, posteriores a la dictadura, estaríamos en presencia, de nuevo, de estrategias repetidas de élites y partidos por no perder tanto poder político. Es obligatorio, por tanto, para los ciudadanos de Pudahuel, ahora más que nunca , someter a todos los candidatos y candidatas, a un exhaustivo filtro, debemos ser capaces de analizar y discutir, de “averiguar”, de sondear, de verificar la procedencia de tanta honestidad suelta.

Como lo ha señalado nuestro premio nacional de Historia, Gabriel Salazar, lo que nos han esquilmado, a fuerza de asesinatos, torturas, dictaduras, las élites empresariales y políticas frías, calculadoras y mezquinas, ha sido nuestra “soberanía”, nuestra capacidad de decidir por nosotros mismos sea esto por medio de cabildos, Plebiscitos, Consultas ciudadanas o participaciones barriales. Eso es lo que queremos recuperar, es lo que nos merecemos, ya no podemos seguir a ciegas a líderes mesiánicos que ya están extintos en el mundo actual o que todo se defina entre “iluminados” sean de Gobiernos Comunales, Gobernaciones o Intendencias. Qué pensarán, esos potenciales Ediles,  de la distribución del Fondo Común Municipal, qué de Carabineros y su rol represivo, qué de la salud de los barrios, del acceso a la cultura, a los libros, a los bienes y servicios, a la educación de calidad ( con Institutos propios, con sedes universitarias locales, con Centros de formación técnica autónomos, que aumenten la certificación del obrero, del trabajador, del poblador, para mejorar sus remuneraciones, para darle posibilidad de mejores oportunidades), qué de Centros Deportivos de alto estándar, qué pensarán y por qué trabajarán, verdaderamente, en tantos ámbitos.

No hay banderas de ninguna corriente política, menos de la derecha, que nos puedan garantizar, a priori, que un candidato tiene más atributos morales, de principios o ideológicos, que lo conviertan, por ello y sólo por ello, en la mejor alternativa. Habrá que ver sus programas, que tanta participación nos concederán, cómo ha sido su comportamiento allí donde se han mostrado como dirigentes, sociales, deportivos, culturales o políticos. Qué visión tienen, reiteramos,  de cómo apuntar al desarrollo económico, social y cultural de Pudahuel, que le exigirán al empresariado presente en nuestra comuna, qué énfasis le darán al uso del Presupuesto Municipal. Cómo resolverán las cuestiones importantes en los venideros Consejos Municipales sin que ello se transforme en “acuerdos político-partidistas” de espaldas a la ciudadanía. La trayectoria tampoco es una cuestión menor, el recambio generacional es necesario, está claro, los jóvenes han mostrado valentía, osadía, rebeldía y moralidad, pero la cuestión de la “probidad”, en este Chile tan ensuciado por “aportes” irregulares, nos debe llamar, siempre, a votar por el “mejor o la mejor” , después de haberlos “investigado”.

Sea cual sea el resultado de las elecciones a la Alcaldía de Pudahuel, entonces,  los ciudadanos nos tendremos que involucrar, aún más, en el control activo de las futuras autoridades.

 

Ramón Flores Nacaratte

Administrador Público

 

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.