Clases por Zoom y videos interactivos: El desafío de los jardines infantiles en pandemia

Clases por Zoom y videos interactivos: El desafío de los jardines infantiles en pandemia

Durante los meses de confinamiento han tenido que reinventarse en la educación de los más pequeños y pequeñas, así también en involucrar a padres y apoderados.  Señalan que si bien es importante la educación presencial, aún no es momento de volver a las aulas.

Pudahuel, Santiago de Chile, 14 de agosto 2020. Sin duda alguna, la pandemia del coronavirus ha transformado nuestra manera de vivir. Lo que antes era cercano y presencial, en los últimos meses tuvo que pasar de forma abrupta a lo digital, donde las personas han tenido que adaptarse rápidamente a esta nueva pocas veces explorada forma de comunicarnos.

Situación que si bien ha afectado a varias áreas de la sociedad, una de las que recibió un fuerte impacto es la educación, donde tanto alumnos como apoderados han tenido que aprender a convivir varias horas frente a un computador. Situación que ha sido más compleja para los jardines infantiles, teniendo en cuenta que el trabajo es con niñas y niños más pequeños.

“Ha sido un trabajo arduo donde hemos tratado de mantener contacto con los niños y las familias para generar esa continuidad de aprendizaje que trabajamos tanto en los jardines infantiles. Esto es un proceso complejo y desde este formato, pero hemos logrado un trabajo importante”, partió señalando a Tropezón Carla Aguilera, educadora del jardín infantil “Los Cachorritos”.

Las profesionales del área afirman que, aparte de los vacíos en los procesos de aprendizaje que puede dejar este nuevo formato, el paso de lo presencial a lo digital también afectó a los docentes, quienes tuvieron que, de manera repentina, comenzar a generar nuevas estrategias de trabajo.

“La verdad es que ha sido difícil porque es nuevo. De estar en una clase presencial pasamos a video llamada, pero seguimos teniendo ese vínculo. Mandamos videos a la familia de diferentes experiencias con un enfoque pedagógico donde se grana el objetivo de aprendizaje. Hemos tenido que aprendes desde como grabar un video y realizarlo de la mejor forma para que el aprendizaje sea certero”, Agregó Paola Araya, tpecnico en párvulo.

Carla también agrega que ha sido un gran desafío mantener la motivación y la atención de los más pequeños y pequeñas, algo que si bien ha sido complejo, a cinco meses de congelar las clases presenciales, han visto buenos resultados.

“Hemos tenido que buscar nuevas estrategias. La experiencia abarca disfraces, maquetas y otros materiales a través de la tecnología. Han tenido que reaventarse para mantener la atención de los niños y niños. Hay que buscar formas para que ellos, al vernos por medio de un celular, enganchen. Esta es la idea y es el objetivo”, señaló.

Sobre la idea de volver a lo presencial en el corto plazo, tal como lo viene pidiendo el Ministerio de Educación,  la educadora señala que no es conveniente en este momento, ya que no favorecería el proceso afectivo y de aprendizaje.

“Volver hoy es muy complejo. Los niños con los que trabajamos no permitirían una mascarilla, por ejemplo, y no nos permitiría tener un apego que es con lo que nosotros trabajamos, con el vínculo afectivo”.

 

Para finalizar, las profesionales de la educación señalaron que han tenido que estar muy unidad en este proceso, sobre todo por la contención emocional necesaria para poder seguir llevando adelante la importante labor de enseñar.

“Para nosotras ha sido difícil porque sabemos que en los trabajos hay afinidades, pero en este momento es necesario apoyarse en el otro, abrazarnos. Hablamos por Zoom para saber cómo estamos cada una también en lo emocional y para darnos contención. No podemos hacerlo de manera física pero sabemos que nos tenemos”, concluyó.

 

Deja tu comentario