Columna de opinión: Que no te engañen, tenemos derecho a retirar el 10% de los fondos AFP

Columna de opinión: Que no te engañen, tenemos derecho a retirar el 10% de los fondos AFP
                                                                Leonardo Vargas – Licenciado Ciencias Políticas

En Pudahuel, como en la totalidad de las comunas pobres de la Región Metropolitana, la Pandemia COVID 19 causa estragos, donde el confinamiento y la cuarentena impiden a los pudahuelinos salir a trabajar y ganar su sustento diario como toda la vida lo han hecho.

Nuestros vecinos sufren la escasez de alimentos, de medicamentos, de calefacción. El encierro obligado, entendible ya que  apunta a parar la Pandemia, afecta la estabilidad emocional, la fragilidad física por mala calidad de la alimentación.

Este es el legado de un modelo de Estado que privilegia el rentismo por sobre la productividad, que se la juega por crear empleos de mala calidad, que promueve el consumo y nos mantiene subyugados a las cuotas mensuales que debemos pagar  y que se llevan más del 60% de nuestros ingresos.

La cámara de diputados acaba de  aprobar un proyecto que nos permite sacar hasta un 10% de nuestros fondos AFP. Esto es una tremenda noticia para los trabajadores que hoy día necesitan con urgencia esos recursos, pero aún nos falta el Senado para que se transforme en ley de la República.

Escucharemos argumentos tales como que nuestras pensiones van a bajar, que las AFP van a dejar de funcionar en forma óptima, que el sistema va a colapsar. No les crea. Se han hecho millonarios con nuestros descuentos previsionales, han usufructuado sin control de los recursos que les llegan mensualmente. Esta situación es insostenible y es el momento de un “basta ya” que suene bien fuerte al menos por tres razones.

1.- Los recursos solicitados a través del 10% son de los trabajadores, no se los están pidiendo a nadie.

2.- La situación del país y del mundo por esta Pandemia es la más grave de nuestra historia. Las consecuencias de esto en Chile se expresan en cesantía, falta de recursos y creando una pobreza mayor que la del año 1982.

3.- Enfrentar el coronavirus desde la óptica de la familia común Pudahuelina es carísimo. Se               requieren más recursos que permitan mejorar la alimentación, tomar medidas sanitarias al interior del hogar, pagar deudas de consumos básicos, etc.

Para algunos Parlamentarios y para el Gobierno esto es un ejercicio de números, de dónde están las platas, de los intereses que hay que pagar, de que van a bajar las pensiones. Estos y otros argumentos sólo pretenden engañar a la gente. Las pensiones ya son muy bajas, son pensiones de hambre para los trabajadores. No sigan defendiendo este sistema que por ley nos obliga a entregarles nuestro dinero a privados.

Para los vecinos de nuestra comuna es un asunto de supervivencia, de lograr salir adelante con su vida y la de su familia y no sucumbir ante el embate del COVID 19.

 

Leonardo Vargas – Licenciado Ciencias Políticas

Deja tu comentario