Familias afectadas por incendio viven días críticos y piden pronta ayuda del municipio en Pudahuel

Familias afectadas por incendio viven días críticos y piden pronta ayuda del municipio en Pudahuel

24 personas quedaron prácticamente en la calle. Hoy se alojan en una sede vecinal pero saben que pronto deberán salir de ahí. Por eso piden con desesperación recibir ayuda por parte de las autoridades comunales.

Pudahuel, Santiago de Chile, 19 de junio 2020. El domingo pasado nos despertamos con una lamentable noticia. Un incendio de grandes proporciones afectó a un sitio con varias viviendas destruyéndolas por completo, dejando a una persona fallecida y a 24 vecinos y vecinas prácticamente en la calle. Hecho ocurrido en la población Pueblo Antiguo, Pudahuel norte.

De inmediato personas del sector se movilizaron para ayudar a las familias afectadas, donde, dicho sea de paso, hay un niño de 2 años y una niñas de 6 que hoy no tienen donde vivir. A la ayuda prestada por la junta de vecinos que les dio albergue en la sede social ubicada en calle Carrera 8631, se sumó la rápida acción de otros pobladores que llevaron ropa y alimentos a dicho lugar.

Si bien esto ayudó a contener la tragedia por algunos días, hoy el panorama es mucho más complejo, donde, al futuro incierto y a la situación precaria en la que viven, se suma el miedo y la angustia por la exposición a contagiarse el coronavirus.

Mariela Inostroza, quien ha estado acompañando y ayudando a estas familias junto a otros vecinos y vecinas del sector, nos relata que la situación ya es crítica. “La gente llegó en ayuda y tenemos para darles alimento todos los días, pero la situación ya les está afectando de forma psicológica”, comenzó diciendo.

La vecina comenta además que han ido a sanitizar el lugar y también, desde el consultorio, hay ido a revisar a las personas que aún están en la sede, ya que otros han sido trasladados a diferentes casas del sector. Sin embargo, para ellos la mayor angustia es no saber dónde van vivir en los meses que vienen. Es aquí donde señalan, desde el municipio no se ha pronunciado.

“Vinieron y trajeron mercadería, colchones y frazadas, cosa que se agradece, pero necesitamos que les busquen donde vivir. Lamentablemente este (la sede), es un lugar pasajero, no puede estar acá por mucho tiempo sobre todo por las medidas sanitarias, entonces lo ideal sería que el municipio se acerque y nos ayude”.

“Ellos cuentan con profesionales y sé que nos pueden ayudar”, agregó Mariela, señalando que siente tristeza por la situación que están pasando sus vecinos, pero que seguirán colaborando en lo que más puedan.

Deja tu comentario