El negocio de los niños con déficit atencional

El negocio de los niños con déficit atencional
Lorena Bustamante Medina
Lorena Bustamante Medina

El trastorno de déficit atencional es uno de los trastornos neuronales/conductuales más comunes, pero estamos drogando a los niños y niñas de nuestras comunas sin previo conocimiento, cuántos niños en Pirque podrían estar siendo mal medicados?

Los niños que sufren déficit  atencional  tienen dificultad de atención, tienen un comportamiento impulsivo y en algunos hay rasgos de hiperactividad. En este artículo no se pretende decir de qué se trata el déficit atencional, ya que, todos conocemos a alguien cercano que padece este trastorno. Para nuestra Organización es de extrema importancia se regule la medicación de esta droga. Hemos por ellos considerados algunas variables.

A.- Los niños y niñas de esta década son inquietos por naturaleza, los videojuegos y las múltiples estimulaciones del medio ambiente inclusive la alimentación recibida  influye en estas conductas hiper-activas.

B.- Consideremos una profesora (or) para 40 alumnos, el stress laboral al cual es sometido (a) por alcanzar el mejor Sincé o el mayor puntaje de la P.S.U, un niño o niña representa para este profesor un real desafío, en una economía de mercado que solo requiere resultados y no se centra en el conocimiento verdadero que implica tener herramientas para la vida.

 El procedimiento a seguir en caso de que un niño o niña se mueva constantemente del asiento, es abismante.

1.- evaluación del Colegio (Test de Conners  Abreviado)  enviando derivación al Neurólogo.

2.- Evaluación del Neurólogo que muchas veces no supera los 15 minutos de visita, y consta en leer el test enviado por el Colegio y diagnosticar inmediatamente al niño o niña con  Trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

Los medicamentos habituales que toman los niños con este trastorno es el Metilfenidato que consiste en un derivado de la cocaína los cuales profesores y padres terminan poniendo en la boca tal como una hostia, y sagradamente a la misma hora , los niños parecen verdaderos oprimidos por este tema, los llena de ansiedad no ser como los demás niños, siendo que muchas veces, estos niños son brillantes estudiantes, llenos de energía y rapidez mental para solucionar en poco tiempo los trabajos escolares.

Desde que salió el decreto en 2010 y entrada en vigencia los niños con este déficit Atencional pasaron a ser NEE (Niños con Necesidades Especiales), esto significó un aumento en la subvención en este mismo año.

La    subvención del estado es de $ 48.950 de un niño llamado “normal” a $137.033  por niño con Trastorno Déficit Atencional (NEE)  vemos rápidamente como esto se transforma en dinero y que un niño con dicho diagnóstico es mucho más rentable para un colegio, que uno que no lo padece.

El aumento de niños y niñas con trastorno Déficit Atencional con Hiperactividad y sin Hiperactividad es increíble, entendiendo además el negocio que representa para las farmacias la importación del producto Metilfenidato (ritalin, metadate concerta, daytrana por nombrar algunos).

Lo que los  padres ignoran es que no solo la propia existencia del TDAH es cuestionable, sino además el metilfenidato es una droga potente controlado en Estados Unidos,  por la conocida DEA (Drug Enforcement Administration), que la considera la antesala de otras drogas, los padres no son informados que hay alertas internacionales contra estos medicamentos desde el 2004 avisando que causan adicción e incitan a comportamientos suicidas.

Es necesario cambiar la educación por una más constructivista donde niñas y niñas puedan crear, bailar, expresarse, escribir,  el consumo de drogas siempre será malo sobre todo cuando hay intereses creados.

 Por: Lorena Bustamante Medina, Presidenta Red Infancia Chile Ong   www.redinfanciachile.cl