Donde están los sacerdotes formados por Karadima

Donde están los sacerdotes formados por Karadima
Patricio Cisterna
Patricio Cisterna

El viernes 24 de abril en el diario la segunda aparece este artículo, donde hacen un resumen donde están hoy los sacerdotes que fueron formados por un abusador como fue y es el sacerdote Fernando Karadima.

Mi reflexión sobre este artículo es mi experiencia en la iglesia católica y el conocimiento de sacerdotes que han pasado por mi parroquia y mi historia con Cristo. Además quiero dejar en claro que es una construcción de hechos, experiencias como también un punto importante de la verdad.

Como primer punto me llama la atención que los sacerdotes formados por karadima , están en parroquias  donde la gran mayoría de estas están ubicadas en comunas populares y poblaciones. Por lo cual me hace pensar que la gran mayoría de las personas o laicos que van a estas parroquias serán adultos y adultos mayores, que están lejos del internet o informaciones como la que están en este artículo.

Segundo punto, es que a Pudahuel han pasado ya 3 sacerdotes formados por Karadima, en la parroquia san Luis Beltran Julio Tocornal, Pablo Arteaga y Diego Ossa en la Parroquia Ascensión del Señor.

Actualmente el párroco de la Parroquia Santa María del sur, Francisco Herrera sigue acá en Pudahuel. Cabe señalar que cuando Diego Ossa llega a mi Parroquia, el ex párroco Moisés, lo anuncia en cada misa en cada capilla y dice textualmente. “el arzobispo me pidió acoger a nuevo sacerdote su nombre es Diego estará en calidad de Huesped y lo que yo le encomiende”. A muchos nos pareció raro eso de “Huesped”, cuando nos comienzan a llegar noticias de que fue un sacerdote del círculo íntimo de karadima tuvimos varias reuniones, en el cual el ex párroco Moisés, nos dice muy secamente no puede confesar en privado, no puede hacer acompañamiento espiritual, no viene acompañar a la pastoral juvenil, yo voy a ver en que apoya. Quiero dejar en claro que en esta conversación hubo cinco hermano de mi capilla y en ese momento yo era coordinador de la capilla, en esa conversación estuvo los coordinadores Raúl Espinoza, Margot Figueroa, y los salientes coordinadores José Oporto y Amalia Araya. Evidentemente llegaba con limitaciones y no fueron capaces de decirnos claramente quien era y de adonde venia, además el porqué de que tenía esas limitaciones.

Después tuvimos una reunión con varios agentes pastorales, con el Vicario Judicial Padre Jaime Ortiz de Lazcano, quien llevo a  cabo la investigación de karadima y tuvo que entrevistar a los sacerdotes que estuvieron cerca y formados por Karadima y también realizo la investigación canónica de Juan Esteban Morales, el que quedo como párroco después de karadima y del circulo de esta secta.

Este nos dice claramente que hay muchos sacerdotes dañados y que Diego no estaría en capacidad para estar en una comunidad parroquial o asumir compromisos pastorales. Este sacerdote es una voz importante en este caso y además en esa reunión nos mostró como actuaba y cuáles eran los sacerdotes que fueron formados por karadima.

Respecto a cualquier sacerdote que fue deformado por karadima un abusador de conciencias, sexuales y un pederasta, reconocido abusador por la justicia chilena, (pero prescribió el caso) y condenado por el vaticano.

Voy a tomar las palabras del Ex Capellán del Palacio de la Moneda, Padre Percival Cowley 2011, que con los sacerdotes y obispos formados por karadima. Tienen que hacer un proceso Psicológico, Psiquiátrico, pastoral. Además agrega que hay que ver si realmente tienen vocación sacerdotal, porque fueron claramente manipulados al extremo por karadima y pastoralmente pueden ser acompañados con un Obispo.

Estoy muy de acuerdo con el Padre Percival, ya que si vemos las características psicológicas de karadima y cuales usaba frente a sus seguidores eran muy dañinas. Ejemplo: perverso, narcisista, pederasta, abusador de poder y sexualmente, manipulador de conciencia, carencias afectivas profundas.

En este punto no podemos dejar de lado, que están perturbaciones psicológicas y psiquiátricas, las lleva a cabo en sus relaciones humanas y daña al otro y también hace que otros se conviertan en abusadores, para que obedezcan a cabo sus demandas, es decir trata de mantener el control de cualquier relación humana, más aun de los seminaristas y sacerdotes que estuvieron “deformadores por karadima”, para concluir en una dependencia psicológica. Ejemplo de esto en el “libro el fin de la inocencia” de Juan Carlos Cruz (uno de los denunciantes de karadima), relata cuando fue torturado psicológicamente en la famosa sala del nuncio por karadima y gran parte de sacerdotes y seminarista que estaban con karadima. Es decir el dios inicia su tortura y siguen sus discípulos.

También si lo llevamos a un ejemplo cotidiano si un padre maltrata a su hijo, el día de mañana cuando este hijo se transforme en padre, tiene una alta probabilidad de ser otro padre maltratador.

Mi pregunta es porque nosotros como laicos ahora no podemos pedir “garantías” de sacerdotes que fueron deformados por karadima, es decir conversar, informar quienes son los sacerdotes donde están y realmente están sanos psicológicamente y psiquiátricamente para ocuparse como párrocos tener contactos con jóvenes, niños etc. Porque nuestra iglesia no se ocupa realmente de este problema, ejemplo: que el Vicario o el Obispo auxiliar según la diócesis, realiza un documento en donde se hace cargo de cualquier cosa que pase con dicho sacerdote u obispo formado de karadima, es decir algo así como: “el sacerdote nombre-_____ formado por karadima quien fue un abusador en potencia y condenado por la iglesia. Yo como obispo o vicario doy fe que ha realizado un tratamiento psicológico y psiquiátrico tales años etc. En el cual  puedo consignar que se trabajaron estos temas con él y está apto para dirigir una parroquia. Además si llegase a producir algún tipo de abuso el responsable pastoral y penal seré yo como vicario y obispo etc”.

Además este documento o garantía tiene que estar en manos de los laicos y las personas que asistan a misa, porque les recuerdo que por muchos años karadima deformo de estos sacerdotes. Por lo cual se tiene que saber e informar donde están los sacerdotes deformados por años por karadima. En este punto es como que la jerarquía de la iglesia tuviera miedo de informar o que los feligreses se informen. Esto siempre tiene que ser de conocimiento público, ya que es un caso que denostó a la iglesia y fue de carácter público.

Lo que sigue me queda claro que gracias a Dios y a las victimas Juan Carlos Cruz, James Hamilton, José Andrés Murillo, Fernando Batle. Salió esto a luz o seguiríamos en tinieblas. Porque esto no salió a luz y guardaron silencio por mucho tiempo, Diego Ossa, Jaime Tocornal, Pablo Arteaga  y Francisco Herrara. Traigo a colación las palabras del Sacerdote Felipe Berrios las víctimas y denunciantes son los héroes de la iglesia o también cuando el Padre Jaime Ortiz el 2011cuando era Presidente del Tribunal de apelación de la iglesia en el diario las ultimas noticia, cuando dice que la iglesia se preocupa más de los sacerdotes que de las víctimas.

Los fieles debemos formarnos en el tema de abuso de poder y sexual, ya que el abuso hoy en transversal en las instituciones. Respecto a las parroquias estén o no estén sacerdotes deformados por karadima. Se deben realizar talleres de prevención de abuso sexual infantil y jóvenes, ver temas como actúan los pedófilos y pederastas, ya el sustento de la iglesia es la fe en Jesús y también los laicos que llevan a una iglesia peregrina.

Antes de la Asamblea de la Conferencia Episcopal chilena le mande una carta a 3 obispos y mi reflexión sobre lo que sale en la encuesta CER-MORI que un 18% cree en los Obispos y un 82% no cree en los Obispos y que un 20% creen los sacerdotes. Evidentemente hay una crisis, por temas como se han manejado tema Barros obispo de Osorno, tema jesuitas denuncias a Felipe Berrios, José Aldunate y Mariano Puga, sacerdotes emblemáticos del pueblo, el cese de funciones del profesor de teología de la universidad católica y quien es Sacerdote Jesusita Jorge Costadoet y la pedida de renuncia a Barros de parte del superior de la congregaciones de los sagrados corazones. También que despierten y comiencen a actuar para el pueblo y pensar en el pueblo de Dios, también les propongo realizar un sínodo al igual que ese hizo en 1998 donde los laicos participamos y desde ahí comenzamos a ser corresponsable de la iglesia y salieron efectos positivos, se habló de los métodos anticonceptivos, los ministro de comunión, coordinadores de la capillas, realizar consejos pastorales, parroquiales. Necesitamos es mirarnos como iglesia y que la jerarquía baje de la omnipotencia y que nos digan desde afuera como nos vemos. Ejemplo como abordar y ser más claro en los temas de abusos, que hacemos con los sacerdotes y obispo formados por karadima y siguen ahí. Replico estallo el caso karadima por las denuncias de la víctimas y no por sacerdotes u obispos que fueron formados por muchos años por karadima. Destaco que el único que me contesto y quedamos en reunirnos fue el Obispo Monseñor Alejandro Goic, quien es vicepresidente de la conferencia episcopal

Para finalizar tomo en cuenta el documento que le envió el Papa Francisco  en febrero de este año los obispos y superiores religiosos del mundo. En el cual decía “deben saber que la Iglesia no escatima esfuerzo alguno para proteger a sus hijos, y tienen el derecho de dirigirse a ella con plena confianza, porque es una casa segura, además que no encubran abusos sexual”.  Mi preocupación será una casa segura teniendo un sacerdote deformado por karadima y nadie de una garantía de la sanidad mental y espiritual de dicho sacerdote u obispo. Será una casa segura sino no se puede conversar del tema y tampoco reunirse a informar y hablar de frente con dicho sacerdote u obispo deformado por karadima.

No se debe nunca olvidar que la pía unión sacerdotal que formo karadima, era una secta y buscaba su bien personal y de ese grupo, tanto así que la misma iglesia disolvió esta secta ya que dijo que no estaba en comunión con la iglesia, todos jugaban un rol clave para controlar los espacios de poder dentro de la iglesia. Ejemplo Barros era el secretario del cardenal Fresno, además se codeaba con grandes empresarios, abogados y dentro del seminario pontífice mayor tenía la secta de los seminaristas del Bosque.

Por Patricio Cisterna