Feriantes vivieron con emoción el encuentro de Chile ante Brasil

Feriantes vivieron con emoción el encuentro de Chile ante Brasil

Pudahuel, 30 de junio del 2014. La rabia y el infortunio  marcaron la finalización de uno de los encuentros futbolísticos más brillantes en que Chile puso de rodilla al local, Brasil. A pesar del esfuerzo de la “Roja” el resultado fue adverso. Por definición a penales los locales se quedaron con la clasificación.

 Después de 90 minutos de infarto, y un alargue que dejó a los chilenos con los nervios de punta, el infortunio vino en el último minuto del alargue, cuando Mauricio Pinilla hizo estrellar la pelota  en el travesaño con un fuertísimo remate, donde todo Pudahuel  se quedó con el grito de gol en la garganta.

 El encuentro en todo momento se vivió con tensión. En la feria libre de JJ. Pérez, solo mujeres deambulaban en las compras durante el encuentro,  mientras que los comerciantes con televisores y radios, no se perdieron ningún minuto del vibrante partido en que Chile estuvo a un paso de ganarle a la historia.

 Al momento del gol de Brasil, todos callaron y cabizbajo atendían a sus caseras. El empate de Chile hizo olvidar la amargura. Abrazos alegría y gritos inundaron el  centro comercial, desatando la felicidad de los feriantes que veían más cerca la hazaña.

 Y los penales extendieron aún más la jornada de infarto. Por eso, la tónica fue la misma que durante todo el partido: caras nerviosas, gritos de confianza, y una ilusión que se hizo evidente en los pudahuelinos que soñaban con dejar en el camino a la selección anfitriona de esta copa del mundo.

 El final ya es conocido, y aunque Chile quedó en el camino, para los pudahuelinos, especialmente para los trabajadores de la feria libre, este será un día recordado por años, donde un grupo de jugadores dejó todo en la cancha para entregar una alegría a su país.

Comments are closed.