Fallece pastor evangélico Hernán Vargas Muñoz

Fallece pastor evangélico Hernán Vargas Muñoz
Pastor Manuel Espinoza Gómez de Pudahuel
Pastor Manuel Espinoza Gómez de Pudahuel

Pudahuel, 30 de junio del 2014. Este sábado 28 de junio, fueron sepultados los restos del pastor presbiteriano Hernán Vargas Muñoz en el cementerio General de Santiago, acompañado de centeneras de personas, entre ellos hermano en la fe, y otros amigos de toda una vida ya que vivió en la comuna de la antigua Barrancas por más de seis décadas.

Al momento de su fallecimiento a causa de un accidente cerebrovascular, era pastor y presidente de  la misión pentecostal Luz del Mundo que congrega siete iglesias dentro y fuera de la Región Metropolitana, encontrándose uno de estos templos en la calle La Estrella 1380 Pudahuel.

 La iglesia matriz se ubica en Guillermo García Huidobro al llegar a Teniente Cruz, Cerro Navia, hasta donde  el vecindario y hermanos en la fe se volcaron durante el velorio a despedir al pastor, que comenzó su servicio evangélico desde muy pequeño.

Una de las muestras de dolor que más impactó, fue la del alcalde de Cerro Navia, Luis Plaza, quien señaló sin poder contener las lágrimas cuando fue invitado al pulpito de la iglesia. “Nos conocemos desde la niñez, amistad que mantuvimos en el tiempo. Nuestros padres fueron buenos amigos e hicieron contribuciones en la fe y lo social, lo que le valió a uno de ellos  llevar el nombre de una calle en Cerro Navia “Gurmencindo Vargas”,  dijo el jefe comunal.

El pastor pudahuelino Manuel Antonio Espinoza Gómez, quien señaló que “conozco  al pastor Vargas por más de tres décadas, siempre fue un hombre de  hondas raíces de fe cristiana, honesto, generoso, activo, bueno de fe y pensamiento, siempre tuvo la palabra conciliadora frente al desacuerdo, solo tengo recuerdos buenos de este hombre que ha partido al designio que cultivo desde la niñez de ser un hombre entregado a Cristo y su fe”.

También impresionó la alegría con que se despidieron los restos  con plegarias de fe, instrumentos de música, testimonios de quienes le conocieron y le acompañaron en su pelegrinar, sembrando la fe cristiana en las personas de buena voluntad, muchos de aquellos vinieron a despedirlo, con un ramo de flores.

El sonar de la sirena de la Quinta Compañía de Bomberos de Cerro Navia, indicaba que a las 10:30 horas  partía de la comuna el cuerpo del  hombre que en numerables veces,  predicó la palabra de Dios en las calles de Cerro Navia y Pudahuel, y esta vez lo hacía acompañado de decenas de vehículos y camionetas repletas de flores.