Comisión de Salud estudiará índices de contaminación y normas de material particulado

Comisión de Salud estudiará índices de contaminación y normas de material particulado
Comisión de salud del Senado
Comisión de salud del Senado

El senador Girardi aseguró que los parámetros que se usan en Santiago y según los cuales cierta polución es normal, en Estados Unidos aquello es considerado preemergencia.

Una invitación a los titulares de los ministerios de Salud y de Medio Ambiente, envió la Comisión de Salud con el objeto de analizar en una próxima sesión los alcances de la contaminación en Santiago con material particulado PM2.5.

La cita se llevaría a cabo el martes 1 de julio, ocasión en que se estudiarían las actuales normas, las que a juicio del presidente de esta instancia parlamentaria, el senador Guido Girardi, serían insuficientes.

PM10 Y PM2,5

El parlamentario hizo ver que Chile enfrenta un grave problema que “se mantiene oculto, pues durante años luchamos por contralar la contaminación producida por el material particulado grueso (PM10) y el ozono, pero esto no refleja la verdadera contaminación actual en Santiago”, manifestó aludiendo al PM2.5.

“El contaminante que genera mayores daños a la salud no es el PM10, sino que el PM 2.5 (porque tienen 2,5 micrones de tamaño) que es tan pequeño que ingresa por la vía aérea al alveolo y pasa a la sangre produciendo coagulación intravascular y procesos inflamatorios que aumentan los infartos, las taquicardias y daños a las vías respiratorias como bronquitis obstructiva y daños crónicos como son los enfisemas y cánceres, si el efecto es acumulativo”, explicó.

“El PM 2,5 es producido por la emisión de gases de los automóviles que al entrar en contacto con la humedad de la atmosfera, precipitan como material particulado fino” aseguró el congresista haciendo énfasis en que “por tanto, no es cierto que los autos con convertidor catalítico contaminen menos”.

En ese sentido agregó que “si se aplicaran las normas internacionales, Santiago estaría más de 100 días sobre la norma PM 2.5 y con un daño evidente a la salud”. A su juicio, el patrón que hoy rige “de 50 microgramos por metro cúbico es poco exigente” aseguró recordando que para el 2020 se estableció la norma de 20 microgramos que “es la que deberíamos tener hoy día”.

De esta forma, el legislador lamentó que Santiago no haya sido declarado zona saturada para PM2,5 junto con solicitar que se rebaje este indicador a 20 microgramos por metro cúbico. “No podemos decirle a la gente que está todo normal, cuando no es cierto. Lo que en Santiago se estima normal, en EE.UU. es preemergencia”.

Una tercera medida propuesta por el congresista es “regular el transporte privado, hacer que la gente deje de usar los autos, incentivar el transporte público, y en regiones sacar la leña y cambiar la calefacción individual por industrias del calor que lo distribuyen a través de cañerías, es decir tener cuatro fábricas de calor y no 50 mil estufas contaminantes y sin control”.

Por lo anterior, el parlamentario confirmó haber conversado con las autoridades encargadas, adelantando que “comparten en gran parte lo que estoy señalando” y que se debatirá en profundidad esta problemática al interior de la Comisión.

Fuente: http://www.senado.cl/prontus_senado/site/artic/20140627/pags/20140627091532.html

Comments are closed.