Echaran a la calle familia el 30 de septiembre en Pudahuel

Echaran a la calle familia el 30 de septiembre en Pudahuel
De izquierda a derecha Vilma, Angélica, Vilma (mama) y Pamela
De izquierda a derecha Vilma, Angélica, Vilma (mama) y Pamela

Pudahuel Santiago de Chile, 30 de agosto 2013, comienza cuanta regresiva para familia pudahuelina que echarían  a la calle el 30 de septiembre próximo, de no reunir el dinero faltante para adquirir la casa en que viven, según compromiso de compra, acordado en audiencia en el séptimo juzgado Civil de Santiago.

Vilma Raquel Pérez Valenzuela
Vilma Raquel Pérez Valenzuela

Señora Vilma Raquel Pérez Valenzuela ¿porque se llego a esta situación?

Yo tenía un convenio de compra de la propiedad con el banco, ellos eran dueños, la habían abstenido luego de rematársela a otra familia por deuda. La entidad bancaria cambio de dueño, vendiéndola  antes que me adjudicara el subsidio habitacional”.

¿Llego algún acuerdo con la nueva dueña?

Sí,  llegamos a un  avenimiento judicial, me espera sólo hasta la fecha que el tribunal dictamino, ella recibe en parte de pago mi subsidio habitacional, lo restante en dinero en efectivo.

¿Cuál es su situación?

Es desesperada, no logro reunir lo que me falta, actualmente tengo en mi poder el subsidio habitación por 500 Unidades de Fomento, más dinero en efectivo que he logrado reunir, poseo 12 millones 500 mil pesos, me falta lo restante para llegar a los 14 millones de pesos que la dueña pide.

¿Cómo va la búsqueda del recurso faltante?

He realizado todo lo humanamente posible para reunir el dinero faltante, pero todo pareciera jugar en mi contra, no puedo pedir crédito, no tengo fuente de trabajo estable, quede viuda el 2 de julio de este año, mi esposo Mario Jilberto Neira Ferrada, falleció de influenza AH1N1 en Temuco, él me ayudaba económicamente, aunque estábamos separado de hecho”.

¿Con Quien vive usted?

Con mis tres hijas Angélica 11 años, Pamela 12 y Vilma 16, todas son estudiante con un muy buen promedio de notas, además de una amiga que nos está ayudando.

Certificado de Subsidio Habitacional 2013
Certificado de Subsidio Habitacional 2013

¿Qué le pediría a esa gente solidaria que hay por ahí?

Pido el apoyo de aquellas personas caritativas a que me ayuden, mi compromiso es devolver hasta el último peso, no quiero perder esta casa, tengo mi subsidio habitacional 2013, libreta de ahorro, pero aun me falta un millón y medio de peso, la dueña no me hace mas rebaja, ya lo hizo con una importante suma, los días avanzan y el plazo se acorta, no sé qué hacer, tengo en mi poder el certificado de subsidio habitacional, libreta de ahorro, resolución judicial, certificado de defunción de mi esposo, documentación que hasta disponible a ser revisada por quienes quieran ayudarme en esta cruzada por mi casa propia, el dinero que tengo no me alcanza para comprar en otro sector.

¿Tiene momentos felices?

Sí, me gusta cantar, me presente al castings del programa de televisión “Mi nombre es”, como doble de Ana Gabriel, quede seleccionada, pero por la situación de mi hija y la mía propia, no pude continuar. Si alguien me quiere contratar estoy disponible, además doblo a otros artistas.

¿Qué paso con una de sus hijas?

Angélica la menor, el año 2012, sufrió un accidente eléctrico en casa,  afectándole severamente una mano, además le dejo una gran cicatriz en el pecho, que aun no está completamente sanada. COANIQUEN, le dio la atención médica y la rehabilitación, actualmente los controles son más distantes, pero debe continuar su tratamiento.

Por su parte Vilma, la hija mayor, señalo que “soy estudiante, mi promedio de nota es un 6.8, quiero ser médico, me esfuerzo al máximo en mantener mis notas, también la otra parte de mi es la literatura, escribo cuentos para niños que no han sido publicados, espero algún día hacerlo, soy cristiana (evangélica), quiero salvar vidas y aliviar el dolor físico de la gente que no tiene dinero, es por eso quiero estudiar medicina. Veo sufrir a mi madre y me aflijo por no poderla ayudar en lo económico, en lo afectivo y religiosos le doy todo mi cariño, la admiro a pesar que tenemos tan poco, ella se las arregla junto amigas para compartir alimentos con personas en situación de calle, llevándoles algo caliente para comer, como últimamente lo realiza con jóvenes que viven a un costado de la pasarela La Estrella por aquí cerca. Pido a Dios que esta situación que nos afecta del ser lanzados a la calle, no cambie la solidaridad que mi madre tiene con los demás y podamos continuar compartiendo con aquellos que tienen menos que nosotros, a lo menos en la fe y la esperanza”, aseguro la menor.