Dirigentes vecinales son denostados durante entrega de juguetes en Pudahuel

Viviana Cancino, presidenta de la Unidad Vecinal 33/F de Pudahuel Sur

Pudahuel Santiago de Chile, 26 de diciembre 2012, dirigentes vecinas han realizado por estos días una ardua tarea de hacer entrega de juguetes a niños y niñas de su sector, facilitados por la municipalidad, varios de ellos no lo han pasado nada de bien, han sido denostado públicamente por vecinos desconformes con el regalo o por no haberlo recibido.

Viviana Cancino, presidenta de la Unidad Vecinal  33/F de Pudahuel Sur, con su carro de supermercado cargado de juguetes, recorre calles de su sector, entregándolos a niños y niñas que fueron previamente inscritos, y cumplen con requisitos  de edad (1 a 8 años) y vivir en el sector, quien señaló “El  3 de agosto del presente años, envié al municipio de Pudahuel, 24 lista con 190 niños inscritos, todos reunían los requisitos. Concurrí al municipio (diciembre) a retirar juguetes, solo se me hizo entrega para 151 niños, quedando inconcluso el listado original que envíe, generando problemas y molestias en aquellas familias que no recibieron nada”.

“Estoy cansada, estoy entregando estos juguetes desde el 23 de diciembre, pretendo terminar el 29 de este mes. Esto debería ser una  función de los funcionarios municipales, a ellos les pagan, por último debieran facilitarnos las cosas”, culmino Viviana Cancino.

Otros dirigentes de junta de vecinos que pidieron reserva de sus nombres, también tuvieron su reparo, ya que según ellos han sido objeto de malos tratos por vecinos que exigen juguetes para sus hijos, por considerarlos que reunían los requisitos, con la salvedad que las familias en su minuto no los inscribieron, mientras que otros menores quedaron fuera por no reunir los requisitos impuestos por el municipio, eso la gente no lo entiende, responsabiliza al dirigente de una mala gestión, según señalan algunos estos servidores sociales

Si bien el regalo de un juguete por parte del municipio es un beneficio para la comunidad infantil, también lo ha sido el voluntariado de los dirigentes sociales, que en primera instancia son quienes recorren las calles de su jurisdicción, anotando a los niños casa por casa para el regalo de fin de año, luego llevan los nominas de todos aquellos que reunirían los requisitos al municipio, entregando estos listados oficialmente en secretaria municipal, esperan hasta diciembre, fecha que retiran los juguetes, y los distribuyen de acuerdo a lista en sus sectores, este último paso, en varios de estos dirigentes, han sido incomprendido, denostados, y responsabilizados de una mala gestión, solo por el hecho que una familia quedo sin un juguete, situación que en  su gran mayoría no es de responsabilidad del dirigente, ante este situación y otras, cabe preguntarse:

¿Este trabajo lo deberían hacerlo funcionarios municipales, ellos reciben un salio”?

¿Cada vecino se debería acercarse  a la municipalidad, y retirar su juguete para sus niño?.