Presidentes del Senado y la Cámara de diputados anuncian ingreso de proyecto de ley que endurece penas a la venta ilegal de fuego artificiales

Junto al presidente de COANIQUEM y el director de Seguridad y Control de armas y explosivos, los parlamentarios -autores de la Ley 19.680 sobre venta ilegal de fuegos artificiales- destacaron el éxito de la iniciativa pero indicaron que tras una década de vigencia se hace urgente modificarla y endurecer con penas de cárcel a quienes transgredan esta norma.

El año 1999 -antes de la entrada en vigencia de la Ley 19.680, que prohíbe la venta y comercialización de fuegos artificiales a particulares- Chile registraba 77 menores quemados por fuegos artificiales. El año pasado, sólo se registraron 4 casos en la Región de Antofagasta.

Estas cifras, a juicio del presidente de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado (COANIQUEM), Dr. Jorge Rojas, demuestran el éxito de la entrada en vigencia de esta ley que sanciona a quienes comercialicen y transporten elementos pirotécnicos de manera ilegal, algo único en el mundo.

Esto ocurre -expresa el Dr. Rojas- porque hubo “una ley clara y precisa que prohíbe vender, comprar, distribuir, usar, tener a cualquier título fuegos artificiales, y por otra parte, una comunicación, donde las autoridades, el Parlamento, COANIQUEM, el Ministerio de Salud, hemos estado muy activos defendiendo a la población”.

“Hemos podido controlar la situación a tal extremo, que el año pasado ha sido el mejor año de la historia, sólo 4 niños tuvieron lesiones y quemaduras por fuegos artificiales, que fueron todos en la Segunda Región, dos en Antofagasta y dos en Calama, por tanto, la ley ha servido, pero no podemos estar tranquilos porque los fuegos artificiales siguen en forma clandestina circulando”.

Prueba de ello, son las cifras de decomiso que dan cuenta de 740 mil unidades de fuegos artificiales incautadas durante este mes. El aumento de casi un 85% en los decomisos de estos elementos -señala el Presidente del Senado, Guido Girardi- deja de manifiesto que éste aún es un tema altamente preocupante, a pesar del gran esfuerzo que ha hecho Carabineros para controlar.

«Los fuegos artificiales son ingobernables, porque en la mayoría de los casos donde los niños quedan quemados, mutilados, ciegos, muchas veces no estaban jugando con fuegos artificiales, recibían el fuego artificial que otro niño había prendido”.

A lo que agregó “nos preocupa que hemos visto aumentar la cantidad de fuegos clandestinos, se han decomisado toneladas de fuegos artificiales. Yo valoro el accionar de Carabineros, que es muy importante, pero también no sabemos cuántos fuegos artificiales siguen dando vueltas”.

Por lo que el parlamentario formuló un llamado a la comunidad a denunciar a quienes comercialicen clandestinamente estos productos en el marco del plan de Carabineros que tiene la instrucción de recibir las denuncias que se hagan en todo el país, a través del 133, las distintas reparticiones policiales o de los encargados del Plan Cuadrante.

“Tenemos que tener ojos en todos los rincones de Chile y denunciar la venta ilegal. No debemos permitir la venta clandestina, la Ley ayuda pero no resuelve el problema», precisó el senador Girardi.

Postura que comparte el diputado Patricio Melero, quien indicó que la prohibición no está teniendo el efecto de desincentivo de la venta clandestina y una señal de alarma es la incautación del doble de toneladas que el año pasado, por lo que “sin perjuicio de la tarea preventiva y la acción de Carabineros -especialmente en estas fechas- que ha sido muy eficiente, lo que estamos proponiendo es elevar las penas”.

Hoy la ley actual sanciona con multas entre 10 a 50 UTM a los infractores que sean sorprendidos fabricando, importando, comercializando, distribuyendo o vendiendo a cualquier título fuegos artificiales o artículos pirotécnicos que estén prohibidos a la venta individual de las personas y en caso de reincidencia se elevan a un rango entre 25 a 75 UTM, y la propuesta del Presidente de la Cámara de Diputados en conjunto con el Presidente del Senado -dos de los autores de la Ley 19.680- es aumentar estas multas.

“Lo que nosotros queremos es subir la categoría en la primera infracción, de 25 a 75 UTM, y pasar esto -además del aumento de la multa- a la categoría no de falta sino de delito, y por consiguiente, tenga un tratamiento distinto con penas que pueden terminar con privación de libertad si es que hay reincidencia o los daños que se causan son mayores a los que hoy día se están generando”, expresó.

“Por consiguiente a la prevención, al llamado, una sanción más alta, dado que vemos con preocupación que se ha ido relajando la ciudadanía en esta prohibición. Creo que tenemos que elevar las penas por los daños que causan este tipo de situaciones que si no se atajan a tiempo sabemos que provocan un daño mucho mayor, en los niños especialmente, que son las grandes víctimas de este problema”.

Por su parte, el director de Seguridad Privada y Control de Armas y Explosivos, general, Julio Pineda, intensificó el llamado a la ciudadanía a denunciar todo punto de venta ilegal, expresando que «es muy importante que los adultos tomen conciencia de la importancia de denunciar».

“Denunciar a Carabineros cuando se sorprenda a alguien vendiendo cualquier tipo de fuegos artificiales porque están absolutamente prohibidos. La información obviamente hace más eficiente y eficaz nuestra labor y nos permite llegar con mayor prontitud y nos permite también minimizar de gran forma este tema”.

Finalmente, las autoridades hicieron un urgente llamado a la comunidad a tomar conciencia de la gravedad de comprar fuegos artificiales de manera clandestina ya que además de ser un delito, las consecuencias de su mala manipulación incluso pueden provocar la muerte, siendo los niños los principales afectados.

Fuente: Cámara de diputados de Chile