Estafa telefónica afecta a vecina en Pudahuel

Ximena Isabel David Viñola

“Me bloqueé por completo, no pensaba bien lo que pasaba. Dije, Dios mío tengo que ayudar a mi hermana, creí que lo que me decían era verdad”, Ximena David.

Pudahuel, Santiago de Chile, 30 de julio 2011. Ximena Isabel David Viñola, quien vive en el  sector de calle Serrano, fue objeto de una estafa telefónica, al ser convencida que su hermana protagonizó un accidente automovilístico con consecuencias para otras personas y sus bienes.

La victima señaló a diario tropezón: “El martes pasado (19 de julio), recibí un llamado telefónico muy convincente de un supuesto comandante de carabineros, quien me indicó que mi hermana era responsable de un accidente automovilístico, y que ella no podía hablar por un fuerte golpe en la boca. Además viajaba con un menor, éste estaba bien; no así la pasajera del otro vehículo que resultó con varias lesiones. Incluso había considerables daños al automóvil chocado, cuyo dueño evaluaba los daños en un millón de pesos. En ese momento me bloqueé por completo, no pensaba bien lo que pasaba: dije dios mío, tengo que ayudar a mi hermana. Creí que lo que me decían era verdad. Luego me pidieron la dirección de mi casa y me dijeron que vendría una persona a conversar conmigo, mi hermana había dicho que la ayudara, yo no tenía dinero,  por lo que solicitaron especies que aceptaría el  afectado”.

“Quedamos en acuerdo,  yo entregaría unas joyas que eran de mi madre, otras de mi hermana y un notebook. Todo evaluado en unos $800.000, lo que efectivamente ocurrió así. Unas dos horas después apareció un hombre joven en mi casa solicitando lo requerido, que entregué convencida que era lo mejor que podía hacer por mi hermana”

“Pedí a la vecina que llamara por teléfono a la familia, yo no podía hacerlo, estaba demasiado nerviosa. Quería saber cómo seguía la salud de mi hermana, y  grande fue la sorpresa al contestar ella, diciendo que estaba bien y que no  había sufrido ningún accidente. Ahí comprendí que había sido engañada y robada. Llamamos a carabineros, quienes llegaron horas después, me escucharon, luego preguntaron contra quién haría la denuncia y nada más. No sé si estoy citada a fiscalía, no he hecho ninguna declaración escrita ante carabineros de lo acontecido”.