80 mil preescolares comienzan sus clases en Fundación Integra

Este jueves 5 de marzo 80 mil niños, de tres meses a cuatro años de edad, tuvieron su primer día de clases en todo el país en los jardines infantiles de Fundación Integra. Para ello remozados establecimientos y salas cunas de primer nivel esperan a los lactantes y párvulos para atenderlos desde las 8.30 horas.

El primer día en el jardín infantil es un día especial. “ahora vas a estar en otra sala, en la sala de los grandes”, le dice una abuela a su nieto. Cruzan la puerta y los recibe la directora regional, Marcela Fontecilla y la directora del jardín, Jeannette Rojas, junto a todo su equipo que se ha estado preparando para este momento. El niño se llama Matías y es parte del jardín infantil Rinconcito Mágico, de la comuna de Pudahuel. A sus cuatro años es uno de los niños más grandes de este Jardín, uno de los establecimientos que recibe más niños en la Región Metropolitana. La mitad del establecimiento es nuevo, ya que el año pasado se habilitaron tres nuevas salas cunas dando respuesta a la necesidad de 54 familias que dejan el cuidado, la educación y alimentación de los más pequeños de la casa a las “tías” de Fundación Integra.

Matías llega junto a su hermana Scarlette que asiste al nivel sala cuna. Los dos niños van en las faldas de su abuela, la señora Carmen, quien a través de su silla de ruedas transporta con facilidad a los niños. Primero van a dejar a la niña quien se despide sin llorar. Mientras recorren este enorme jardín – que cada día recibe a 276 niños – los papás y mamás husmean por las ventanas el primer día de sus hijos en las salas e inmortalizan a través de fotos y videos este momento especial.


Matías encuentra la sala de los más grandes y se despide de su abuela. En ese momento llega Antonia acompañada de su mamá, Marcela Cárdenas. Según Marcela su hija estaba ansiosa por venir, pero el sueño la tiene muda. Cuenta que planea inscribirla en el programa de extensión horaria para que se quede en el Jardín hasta las 20 horas y así poder trabajar. “He postulado a varios trabajos y estoy esperando que me llamen”. Y agrega confiada que cuando le ofrezcan empleo “voy a tener la tranquilidad de que en el Jardín mi hija va a estar bien cuidada”.

A las nueve y media comienzan a retirarse los padres, mientras los niños se sientan y comienzan a tomar el primer desayuno del año en su jardín infantil.

.