Esquina de la Muerte cobró otra víctima en Pudahuel

.
.

Pudahuel, Santiago de Chile. El pasado 27 de Diciembre 2008, a eso de las 20.00 horas, Alessanderes Rojas Villa, una joven de 20 años, estudiante de la carrera de Nutrición Dietética del Instituto Profesional de Chile, quien regresaba de la Iglesia de los Santos de los Últimos Díaz, ubicada en calle San Martín en Pudahuel, fue arrollada en el paso de cebra de la Avenida Teniente Cruz con Tomas Alba Edison en Pudahuel, por un conductor de un automóvil que la arrastró por más de 27 metros, falleciendo al día siguiente en un recinto hospitalario.

Marcos Rojas Cornejo e Inés Villa Vergara, con domicilio en Calle Gumercindo Vargas Nº 1225 Cerro Navia, progenitores de Alessanderes, sumidos en el más profundo dolor, manifestaron que su hija era la mayor de tres hermanos, fue víctima de la irresponsabilidad de un conductor de un automóvil particular, que se desplazaba por Teniente Cruz de Norte a Sur a exceso de velocidad, el que no respetó el paso de cebra de Avenida Teniente Cruz con Tomas Alba Edison, a pesar de que había otro vehículo detenido dando preferencia al peatón, este conductor no disminuyó la velocidad y arrolló arrastrando a la joven por más de 27 metros.

“Faltaban menos de 100 metros para que mi hija llegara a su hogar, venía feliz de su Iglesia cuando fue atropellada, la ambulancia no tardó mucho, creo que 20 minutos, siendo trasladada a la Posta Central a pesar de nuestra insistencia de ser llevada a la Clínica Dávila. En la Posta los médicos tratantes habrían diagnosticado lesiones óseas menos graves, por lo que la derivaron al Instituto Traumatológico, en Calle San Martín 771 a no más de 10 minuto en ambulancia; en dicho establecimiento constataron la gravedad de las lesiones internas de nuestra hija y su condición de riesgo vital. Debido a que, según ellos, carecían de la tecnología médica que pudiese salvarle, por lo que nos informaron que debía ser devuelta a la posta o a otro establecimiento médico, producto de esto decidieron trasladarla en ambulancia a la Clínica Dávila en estado critico, viaje que duró casi una hora, siendo que en condiciones normales éste no debe durar más de 10 minutos, la razón era que debíamos hacer este viaje con extremo cuidado y con el menor movimiento posible, ya que habían huesos astillados comprometiendo órganos vitales”, expresó Marcos Rojas.

Juan Carlos Rojas Cornejo, tío de la victima, con domicilio en Pudahuel Norte, tremendamente acongojado, manifiesta que aquí hubo una negligencia médica que debe ser aclarada. “Iniciaremos las acciones legales que corresponda, creemos que el trasladado en esas condiciones al Instituto Traumatológico tuvo que ver con el agravamiento que la llevó a la muerte, puedo mencionar que a eso de las 23 horas del día que fue atropellada, en la Posta ella conversé con sus padres y nuestras acciones irán dirigidas a todos los que resulten responsables, no podemos entender que una persona que conducía bajo la influencia del alcohol a exceso de velocidad no respeta el paso cebra, atropellando y dando muerte a una persona esté libre.¿De qué justicia estamos hablando?”, manifestó.

Omar Cifuentes, con domicilio en Calle Tomas Alba Edison esquina Avenida Teniente Cruz, Cerro Navia, menciona a esta esquina como de la Esquina de la Muerte, ya que varias personas han resultado muertas, heridas o vehículos han chocado. “Falta señalización, sobre todo en Pudahuel donde ocurren el mayor numero de accidentes, hemos reunidos más de 400 firmas que ya fueron entregadas al ministerio correspondiente, solicitando un semáforo, tenemos el apoyo del actual alcalde de Cerro Navia, Luís Plaza, y esperamos que el edil de Pudahuel, Johnny Carrasco, se la juegue por la vida”, comentó.

Los funerales de Alessanderes se realizarán este martes por la tarde, la familia quiere agradecer públicamente el gesto del Alcalde de Cerro Navia, don Luís Plaza, por todo el apoyo y preocupación personal que esta autoridad ha entregado a la familia.