Trabajadores de la Confusam marchan por un aire limpio

Este jueves 31 de julio se realizó una marcha de trabajadores de consultorios debido a las altos índices de contaminación en las comunas del sector poniente de Santiago.

Trabajadores de cerca de 30 consultorios de las comunas de Quinta Normal, Cerro Navia, Pudahuel y Lo Prado asistieron a la convocatoria, a la que también se sumaron autoridades municipales, como fue el caso de Cristina Girardi, alcaldesa de la comuna de Cerro Navia, además de niños provenientes de colegios de las comunas ya mencionadas, con sus respectivos profesores y ciudadanos que también decidieron reclamar su derecho a un aire más limpio.

La marcha se prolongó desde la intersección de las calles San Pablo con Teniente Cruz hasta la esquina de San Pablo con Neptuno, donde culminó con una declaración pública en la que los dirigentes y autoridades municipales exhibieron las demandas de la convocatoria. Es un hecho que en este año las urgencias por temas respiratorios se han disparado en forma considerable, afectando en su gran mayoría a nuestros niños y adultos mayores; por esto la Confusam, a cargo de don Esteban Maturana, presidente de la asociación, decidió hacerse presente en un acto donde los consultorios pertenecientes a estas comunas paralizaran sus actividades dejando relevos para atender casos de emergencias, como señal de repudio a las nefastas y escasas políticas de parte del estado para atacar el problema ambiental de raíz, poniendo así en riesgo la calidad de vida de nuestros habitantes.

La actividad señalada se desarrolló en un marco de completa calma gracias a la coordinación de Carabineros, lo que no quiere decir que fuera menos trascendente, dejando como precedente que manifestaciones pacificas también pueden ser una excelente oportunidad para manifestarnos como ciudadanos. En otro hecho destacable, coordinadores de la marcha, megáfono en mano, invitaron a los pobladores cercanos a unirse a la manifestación, demostrando que no era una marcha reducida a un puñado de personas, sino que una causa que nos involucra a todos por igual.

Ingrid Fonseca, dirigente perteneciente al programa de atención domiciliaria y enfermera de atención primaria de la comuna, manifestó su desagrado por el poco interés de las autoridades de gobierno ante el tema. Según Ingrid, dentro de muy poco tiempo una gran parte de la población de las comunas del sector poniente sufrirán de enfermedades pulmonares, incluso de cáncer pulmonar, debido a los elevadísimos índices de contaminación. Ingrid comenta además que en el último año las consultas por enfermedades respiratorias han subido alrededor de un 50%, teniendo los servicios de urgencias que arreglárselas con los mismos recursos existentes, llevando esto muchas veces a una saturación de los servicios de salud, transformando en un problema incontenible las enfermedades respiratorios, las que por ubicación demográfica afectan en casi su totalidad a las comunas del sector poniente. Según la dirigente, estamos poco a poco destinados a una muerte lenta y paulatina a raíz de la contaminación.

En otra de las reacciones captadas en la protesta, María Elena Molina, funcionaria del consultorio Cesfam Gustavo Molina, de la comuna de Pudahuel, comentó que no es la primera vez que salen a manifestarse a las calles, ya que como integrantes de la salud deben ver con resignación cómo los recursos se hacen pocos para tratar la gran cantidad de gente llega a los servicios de urgencia.

“Sería bueno que todas las comunas, no solo las del sector poniente, se sumaran a la marcha”, con estas palabras Luis, funcionario de la salud del sector poniente, trató de dejar en claro que esto no es un problema del sector poniente, sino que de toda la capital. Por otro lado, Esteban Maturana, presidente de la Confusam, declaró que las políticas de descontaminación ambiental han sido un fracaso, viéndose esto reflejado en las continuas pre-emergencias ambientales, señalando además que estas políticas implementadas por la Intendencia Metropolitana y la Conama, son las mismas medidas de parche que estamos acostumbrados a ver. Es más, éste fue más lejos y manifestó que el Ministerio de Transportes no respetaría las medidas que incluyen el nuevo plan, donde en palabras textuales a la Tercera, señaló que “un subordinado del Ministro de Transportes me confirmó que no se implementará la restricción de cuatro dígitos a los vehículos catalíticos, porque no era responsabilidad de la Intendencia ver ese tema”.

Lo lamentable, es que mientras no se tomen medidas reales y la conciencia ambiental de las personas no se trabaje socioculturalmente, los afectados serán una vez más los ciudadanos comunes y corrientes, muchos de ellos sin implicancia alguna en la producción de partículas contaminantes, sin embargo, lo importante es que este jueves 31 de julio los funcionarios de la salud y la comunidad del sector poniente de la capital han dicho basta de contaminación en nuestras comunas y sí al derecho de una salud digna y una comuna libre de contaminación.

Deja tu comentario