Muere oficial de Carabineros de la 26 Comisaría de Pudahuel

 

Foto de referencia
Foto de referencia

Pudahuel, Chile. Como Julio César Santos, fue identificado el Subteniente de Carabineros, de dotación de la 26 Comisaría de Pudahuel, que perdió la vida a bordo de un automóvil Honda Civic, mientras conducía por Calle Irarrázaval a la altura del Numero 390 de la Comuna de Ñuñoa durante la madrugada de este viernes, tras perder el control de su automóvil y subirse a la vereda para terminar chocando contra un poste del tendido eléctrico; la fuerza del impacto hizo que el vehículo quedara prácticamente partido en dos y el joven oficial después de ser rescatados de los fierros retorcidos, falleció en el mismo lugar, producto de las múltiples lesiones recibidas.


El fallecimiento de este Carabinero se suma a la fatídica lista de 602 personas fallecidas en accidentes de tránsito que van al cierre de esta nota durante el 2008; el año anterior, el 2007, no tuvo mejores estadística según la CONASET, ya que se registraron en Chile 53.682 accidentes de tránsito, falleciendo 1.645 personas en el mismo lugar y 54.010 personas lesionadas de diversa gravedad , algunos de estos lesionados fallecieron a posterior y no cuentan para la estadística que solo contabiliza fallecidos en el lugar del incidente.

En un país en el que se invierten cientos de millones de dólares en rehabilitar a más de 53 mil lesionados durante el 2007 en accidentes de tránsito, se tiene  el legítimo derecho de preguntamos para qué se han hecho cientos de estudios muy bien pagados sobre seguridad de tránsito si parece que se mantienen guardados en algún armario, para qué se filman spots publicitarios y se reparten volantes, si todo esto no ha dado los  resultados esperados, sino que han aumentado las personas fallecidas y los mutilados físicamente  y psicológicamente, según señalaran personan consultadas.  

 En este sentido, existen algunos esfuerzos de la autoridad gubernamental, como es el caso del  Proyecto de Seguridad escolar a través de un portal educativo donde puedan acceder profesores y alumnos de todo el país, el cual contempla además el desarrollo de una Comunidad Virtual que integrará a Carabineros de Chile, la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (CONASET) y el FONDEF de CONICYT; sin embargo, pareciera ser que esta iniciativa se ha tomado muy poco en serio como una de las pocas herramientas eficaces de educar para crear una cultura por la vida en las calles. Es por eso que tropezón pregunto a algunos alumnos de escuelas de Pudahuel que tanto sabían de educación vial y las respuestas fueron que poco o nada alentadoras, solo que han tenido conocimiento de algunas cosas de transito porque algunos profesores como iniciativa propia han comentado en sus clases lo importante que es para la vida el comportarse como peatón a la defensiva, conocer las normas de transito y señaléticas, las que en todo caso la gran mayoría no entendieron por no ser una clase de taller que no está dentro de la malla curricular de estudios.

Algunos recordarán una iniciativa de la Unión Comunal de Seguridad  Ciudadana de Pudahuel, gestada el 2005, que consistía en el simple proyecto de llevar las consecuencias materiales de un accidente automotriz a la comunidad escolar y vecindad, mostrar cómo se escapa la vida o se pierde un bien material preciado, además este proyecto contaba con paneles con unas 80 fotografías ilustrativas de vehículos motorizados cuyos conductores fueron responsables de un accidente de tránsito. El costo de llevar esta iniciativa a terreno era tal vez  un milésimo del costo de cualquiera de los estudio que deben estar bien guardados en un armario, era una idea bien ponderada; sin embargo, fue rechazada, solo se quedó en las buenas intenciones y fue una pérdida de tiempo para dirigentes de seguridad ciudadana que habían apostado por la vida  comenzando desde las escuelas en Pudahuel para crear una cultura de responsabilidad vial como peatones y conductores, la que tanta falta hace en este país que se tome en serio la responsabilidad al volante y como peatón.