Por fin la clase política de este país se acordó de las víctimas

Un primer paso en el cumplimiento del acuerdo político sobre seguridad ciudadana alcanzado entre la Alianza, la Concertación y el Ejecutivo dio la Comisión de Constitución del Senado al aprobar en forma unánime el proyecto de reforma constitucional que obliga al Estado a prestar defensa jurídica a las víctimas de la delincuencia. Así lo informaron los senadores José Antonio Gómez y Alberto Espina, presidente e integrante de la citada instancia legislativa, quienes valoraron la importancia de esta enmienda constitucional, que posibilitará que a través de una ley especial se pueda crear una Defensoría de las Víctimas.

 Ésta es, sin duda, una gran noticia para las posibles futuras víctimas de la delincuencia, lamentablemente los que ya lo fueron conocen lo poco o nada que el actual sistema de atención a las victimas de la delincuencia puede hacer por ellos, debido a los escuálidos recursos económico que el Estado aporta a la rehabilitación del daño caudado por el victimario.

También esta reforma permitirá atenuar en la opinión pública la brecha de apoyo estatal al victimario que pareciera aparecer como la victima del aprehensor, al que tienen que leerle sus derechos, conducirlo ante un médico para constatar lesiones, permitirle una llamada telefónica para que avise su situación y hasta un abogado pagado por el Estado que lo defienda, es por esto que Don Gabriel Riveros, Presidente de la Unión Comunal de Comités de Seguridad Ciudadana de Pudahuel, quien fue  recientemente víctima de la delincuencia está feliz, ya que por fin se acordaron de las victimas que necesitan que el Estado se preocupe de verdad de su recuperación psicológica y física.

Cabe recordar que esta reforma fue presentada por los senadores Andrés Allamand, Alberto Espina, José García, Baldo Prokurica y Sergio Romero, y que apunta a establecer derechos de las víctimas de delitos, como el tener una asesoría jurídica gratuita por parte del Estado. Con la aprobación unánime de esta reforma se empieza a cumplir el acuerdo político entre la concertación y la Alianza por Chile, para que por fin haya algo para las victimas que no pidieron ser atacadas por la delincuencia.

La principal importancia de la aplicación de esta norma, según lo explicado por el Senador José Antonio Gómez, es que las victimas que hoy no tienen representación jurídica cuando se querellan en contra del o los victimarios van a tener un abogado que accionará en contra de los agresores.

Cabe recordar que previo a la aprobación de esta enmienda constitucional, la Comisión de Constitución realizó una ronda de conversaciones con los ministros del Interior, Edmundo Pérez Yoma, de Defensa, José Goñi y de Justicia, Carlos Maldonado, para analizar el estado actual del proyecto que transformará el Ministerio del Interior en uno que también se aboque a la Seguridad Pública.

Por fin se está enmendando en parte el error de dejar desprotegidas a las personas honestas, trabajadoras, contribuyentes y muchos de ellos votantes de quienes hoy son representante de la comunidad en el parlamento y responsables de las  actuales leyes de la justicia chilena.

Deja tu comentario