Por desacuerdo entre sostenedores, 400 alumnos podrían quedar sin escuela en Pudahuel sur

Diputado Gabriel Silber, convenza  con  padres, apoderados y profesores por cierre de escuela.

Alcalde de Pudahuel junto a padres, apoderados, alumnos y profesores

De continuar las divergencias entre sostenedores del colegio Padre Hurtado, 220 alumnos de preescolar y básica y 180 estudiantes vespertinos tendrán que buscar matrícula en otros establecimientos.

Pudahuel, Santiago de Chile. 09 de abril 2019. Finalmente se cumplió lo que se venía vaticinando desde hace un tiempo: el colegio particular subvencionado Padre Hurtado, perteneciente a la Sociedad educacional “Eduba”, cerró sus puertas el viernes pasado, entre las causales, desacuerdos entre los sostenedores de convertirse en una Corporación Sin Fines de Lucro, como obliga la Ley de Inclusión (20.845), además tendría una cuantiosa deuda que superaría los 350 millones de pesos.

Este  abrupto cierre a originando un gran revuelo desde el viernes pasado, cuando apoderados, alumnos y profesores tuvieron conocimiento de esta situación, generando diversas reacciones, desde manifestaciones públicas, denuncias a la dirección del trabajo por parte de  los funcionarios del establecimiento, reuniones de delegados representantes del centro de padres y apoderados y profesores con autoridades de educación, en donde solicitan al menos poder terminar el año escolar 2019.

Padres, apoderados y alumnos protestan por cierre de colegio, interrumpiendo el transito

El recinto educacional se ubica en calle Legislación N° 326, en Pudahuel sur, asisten 220 alumnos de preescolar y básica, y 180 estudiantes vespertinos que realizan dos cursos en uno, y quienes tendrán que buscar matrícula en otros establecimientos de no ser remediada la crisis.

Apoderados y profesores argumentan que un conflicto entre sostenedores, quienes no llegaron a mutuo acuerdo, debido a que unos pretendían ser con fines de lucro y  otros ambicionaban ser fundación o corporación. Como el acuerdo no concluyó, la Seremi de Educación en diciembre del año pasado, decidió no otorgarles subvención. Además enfrentaba una sanción por parte de la Superintendencia de Educación por deficiencias en la rendición de recursos destinados a la educación del alumnado. Situaciones que generaron desazón entre el profesorado, al que no se le ha pagado su sueldo del mes trabajado, además de la pérdida de su fuente laboral. Por si fuera poco, padres y

Diputado Gabriel Silber, Concejal Ítalo Bravo, representas de los padres, apoderas y profesores con autoridades de educación.

apoderados enfrentarán el difícil momento de búsqueda y reubicación de los estudiantes de no revertirse la medida de cierre.

En tanto, el diputado Gabriel Silber, el concejal Ítalo Bravo y una delegación de profesores y apoderados se reunieron el día de ayer con la Seremi de Educación y Superintendente, pero no se lograron respuestas satisfactorias, sino desalentadoras noticias sobre la continuidad de la institución.

En una reunión con los apoderados en el frontis de esta escuela, el alcalde Johnny Carrasco indicó que es muy poco lo que puede hacer la municipalidad, además, adelantó que este recinto saldrá en los próximos días a remate.

Cabe señalar que en enero de este año, hubo un anuncio de remate de esta escuela, debido a litigio judicial con la Tesorería Regional de Santiago, por deudas de impuestos fiscales.

Deja tu comentario
Tu aviso puede estar aquí


Tu aviso puede estar aquí