Muere pudahuelina víctima de su ex pareja en caso de feminicidio

Casa en donde fue muerta Lorena

Edwin Roque Moureira Zambrano, detenido por carabieros

La víctima está siendo velada en casa de su madre en Pudahuel, lugar hasta donde había llegado a principio de  año, debido a que la relación había terminado   con el presunto homicida, con quien tuvo dos hijas.

Pudahuel, Santiago de Chile. 22 de junio 2018. Lorena Chailan, de 39 años, es la pudahuelina asesinada en la comuna de Renca por su ex-pareja, hecho sucedido en el domicilio que ella había dejado de compartir con Edwin Roque Moureira Zambrano, de 38 años, sindicado de feminicidio.

La víctima se había venido a vivir a casa de su madre, en calle Las Antillas con Alberto Mermod, Pudahuel Norte, con sus dos pequeñas hijas de 3 y 11 años, que nacieron en su segunda relación con el sindicado, quien tenía una orden de alejamiento emitida por el Tribunal de Familia debido a que dicha relación había terminado.

La victima esta siendo velada en casa de su madre y mañana sábado será sepultada en el cementerio Canaan de Pudahuel, saliendo el cortejo a las 13.00 horas desde la vivienda.

El día miércoles, según indican familiares y vecinos, el sujeto vino a Pudahuel, conversó con la víctima y acordaron ir ambos, junto con la niña de tres años, a la casa de la comuna de Renca, en calle Baquedano con dos Poniente, a retirar algunas pertenencias de la mujer. Habiendo ingresando los adultos al domicilio quedó la niña en el automóvil, y posteriormente, salió sólo el sindicado que volvió a dejar a la menor en casa de su abuela en Pudahuel. Una vez allí, le sacó fotos con su celular a sus hijas, entregó la documentación del auto y las llaves, y aseguró que la mujer llegaría más tarde; después se fue a la comuna de Mulchen, en donde se encontró con un familiar a quien le había dicho que había dado muerte a Lorena; este lo denunció a carabineros, quienes lo detuvieron tras comprobar el crimen.

El sujeto confesó su autoría del hecho y fue formalizado durante la tarde de este viernes en el Centro de Justicia de Santiago, decretando el juez, 120 días de investigación, y quedo en prisión preventiva.

La victima el año pasado había ingresado a una casa de acogida dependiente del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género  (SernamEG), con sus  dos hijas, escapando del sujeto.

Vecinos y amigos de la víctima señalan que la recuerdan como una niña normal, traviesa, de acuerdo a su edad. Ya adulta se casó, se mudó al sur, tuvo dos hijas y se separó de su marido, emparejándose luego con quien le quitaría la vida, naciendo dos hijas de esta relación.

Patricia Espinoza, vecina de la víctima, la conocía desde la niñez y con ella solían encontrarse desde hace algunos meses al momento en que acompañaba a su hija mayor a la escuela pública Alexander Graham Bell, ubicada  en la cercanía de la casa en donde  vivía desde principio de este año. Además agrega que fue penoso ver esta mañana una delegación de alumnos y profesores del curso de la hija  que visitaron el lugar en donde  se está velando a esta madre víctima de femicidio.

 

Deja tu comentario
Tu aviso puede estar aquí
Tu aviso puede estar aquí