Muere Rene Bravo Torres, más conocido en el mundo artístico como Julián del Valle.

Rene Bravo Torres (Julián del Valle, nombre artístico)

Llegó hace algún tiempo y después de estar 28 años fuera de Chile, la gente del barrio que lo vio crecer había cambiado, no así su plaza y calles que eran las  mismas.

Pudahuel, Santiago de Chile. Han pasado algunos días desde que Rene Julián Bravo Torres (Julián del Valle), ilustre folclorista e hijo de Gala Torres, falleció. Fue el 24 de abril 2018 a causa de una enfermedad terminal que lo asedio por más de dos años mientras vivía en Pudahuel.

Su cuerpo fue velado en la capilla del Cementerio General de Recoleta y luego, cumpliendo su deseo, fue incinerado.

Este artista folclórico de larga data y escritor había regresado a Chile, a su querida Barranca (Pudahuel, Cerro Navia y Lo Prado) después de haber emigrado el año 1978 a Europa en donde continuó con su raíz folclórica. Pero la nostalgia por su país pudo más, en más de una ocasión dijo a Tropezón que volvía a su barrio, a sus viejos amigos, a la casa de su madre en la calle Lo Espejo, en frente de la Plaza que lleva el nombre de quien le dio la vida «Gala Torres».

Volvió con una maleta de buenas ideas y deseos de sacarlas adelante, no pudo realizar muchas de ellas, el barrio había cambiado, los amigos de la infancia y juventud ya no estaban; y si bien la plaza, sus calles y casas eran las mismas, su gente era distinta, la gran mayoría eran descendientes de aquellos que un día dejó o nuevos propietarios, un sitio en donde el consumismo era prioritario. Qué añoranza, decía, de esos vecinos que se saludaban, conversaban y solidarizaban frente a la adversidad, con ellos no había vergüenza de ir a pedir una taza de azúcar cuando no había plata para comprarla, hoy es algo muy distinto.

Una de las últimas actividades públicas masivas  que realizó junto a dirigentes culturales y sociales fue “Violeta de Barrancas después de un siglo”, en donde se realizaron diferentes eventos y uno de ellos fue la muñeca gigante que personificaba a Violeta y que recorrió diferentes sectores de la comuna, si bien eso tuvo algunos sinsabores para Rene (Julián del Valle), de igual forma salieron adelante con el proyecto.

Había pena en este hombre que la enfermedad hizo presa. Decía el artista que no pudo sacar adelante proyectos que traía, y que además tuvo que sacar de la plaza que está frente de su casa una guitarra de metal que simbolizaba el reconocimiento al trabajo folclórico de su madre, y lo tuvo que hacer por el abandono y la destrucción, guitarra que hoy día calla al fondo de la que fuera su vivienda.

Con fuerza y convicción el cantor decía que éramos prisioneros del lumpen en las calles y de nosotros mismos al hacer prisiones de nuestras propias casas, sellándolas con grandes rejas metálicas en nuestros jardines ,  puertas y ventanas, y que muchas veces la desconfianza era parte de nuestro diario vivir. Descanse en paz, maestro y  condolencias a la familia.

A la memoria de Rene Bravo:  

 

Deja tu comentario
Tu aviso puede estar aquí


Tu aviso puede estar aquí