Celebración de Pascua de Resurrección en La Catedral

Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, preside la celebración que marca el final de la Semana Santa y que conmemora la muerte y resurrección de Jesús

Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati

Más de dos mil fieles participaron en la celebración de Domingo de Resurrección, misa que fue presidida por el Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati.

Al mediodía, en la Catedral Metropolitana, se llevó a cabo la celebración que  marca el final de la Semana Santa y que conmemora la muerte y resurrección de Jesús, dando inicio al Tiempo pascual, que termina en Pentecostés.

En la oportunidad, el cardenal habló a la comunidad sobre la integración: “Los discípulos de Jesús nos encontramos este día celebrando la victoria de nuestro Dios sobre el mal, el pecado y la muerte. Celebramos el triunfo de Jesús sobre la división para que la comunión con Él, nos haga de verdad hermanos y hermanas entre nosotros, más allá del color de nuestra piel, de nuestras culturas, de los límites de nuestros países”.

En su mensaje explicó el tiempo de Triduo Pascual; cómo el Jueves Santo recuerda la instauración de la Eucaristía, Viernes Santo conmemora cuánto Jesús amó a su pueblo llevándolo a la cruz y Sábado Santo de reflexión en la luz del cirio que representa la vida nueva de Cristo.

Agregó: “Cristo ha resucitado, Él, centro de nuestra fe, fuente de nuestra esperanza, Él que nos da la posibilidad de amarnos y servirnos, como Él nos ha amado y nos ha servido en medio de las tribulaciones de este mundo  de orgullo, conflicto, separación y odio. Jesús hoy nos muestra dónde está la verdadera esperanza”.

Continuó: “Hoy le queremos decir que creemos en Él, en su amor, en la fuerza revolucionaria de su resurrección, que nos hace hermanos y hermanas y que nos permite, al mismo tiempo que nos ponemos de rodillas delante de Él, ponernos de rodillas delante de cada hermano y hermana que lo necesita”.

Sobre los migrantes, el Arzobispo de Santiago pidió un compromiso a los fieles: “Una mirada a nuestra ciudad de Santiago, aquí hay muchos hermanos que vienen de otras partes de nuestro país y otros hermanos que vienen de otro países de América Latina, que también están sufriendo momentos difíciles de su historia. Tenemos que tener el compromiso de vivir nuestra fe como una levadura que cambie el egoísmo en una generosidad renovada, para que transforme los intereses económicos marcados por el dinero, por el interés por la persona, por lo que es la persona”.

La ceremonia finalizó con la bendición plenaria

La ceremonia finalizó con la bendición plenaria, que otorga la remisión por de los pecados, otorgando una indulgencia plenaria para los fieles confesados.

La Resurrección en los fieles

Felipe Rivera es primera vez que asiste a la catedral para vivir domingo de resurrección, para él compartir con tanta gente su fe, lo renueva en su promesa: “Uno va a sus parroquias y ve harta gente en misa, pero acá es distinto, uno puede sentir cómo está unido en la oración con el de varias bancas más atrás. Además, es un privilegio que el pastor nos entregue su bendición y nos regale un mensaje de motivación”.

José Ignacio Sierra en cambio es tercera vez que asiste, él no deja de venir a darle gracias a Dios por su sacrificio: “Es el momento en que tenemos que venir todos a dar gracias, a alegrarnos y a empezar otro año acorde a las enseñanzas que Jesús nos dejó, en el fondo es el momento en que venimos a renovarnos en la fe igual que para Navidad”.

Cardenal Ricardo Ezzati, bendice a una menor

Fuente: Dirección de Comunicaciones del Arzobispado de Santiago

 

 

Deja tu comentario
Tu aviso puede estar aquí


Tu aviso puede estar aquí