El proyecto de nuevo tren a Quinta Región y Pudahuel

Luis Marin

El 4 de Enero del presente año se presentó a la Presidenta Bachelet por parte de un consorcio chino – chileno la propuesta de construcción de un tren rápido entre la Quinta y la Región Metropolitana, bajo el régimen de concesiones, es decir sin costo para el Estado, con inversión estrictamente privada. Una noticia que ha remecido el debate sobre cómo darle continuidad y mayor incidencia a las concesiones como instrumento de Política Pública.

Este proyecto, puesto en la lógica del Diseño Estratégico que inspiró el Plan de Ordenamiento Territorial que realizó Pudahuel entre los años 1997 y 2002,  es de una alta convergencia. En efecto, ese proceso que me correspondió liderar en representación de la Municipalidad y que culminó con la aprobación de los Proyectos de Desarrollo Urbano Condicionados – normativa que se ha transformado en el modelo de crecimiento de todas las ciudades que tengan carácter de metrópolis, en el caso de Chile esto implica que Santiago, Valparaíso y Concepción, deben crecer con esta normativa que, entre otras cosas, asegura la integración social y un mínimo impacto negativo sobre las finanzas municipales, entre otros múltiples beneficios ambientales y de gestión urbana – es de una alta convergencia. Para mayor abundancia de argumentos, en nuestra propuesta de Imagen Objetivo del Pudahuel que queremos se consideraba a Pudahuel como una comuna con una Centralidad Privilegiada para el emplazamiento de Plataformas Logísticas que actúen como centros de acopio y distribución de una escala mayor. Y eso era uno de los sueños de los que participamos en la planificación estratégica de esa época y que bien ha traducido ENEA.

El mencionado proyecto tiene, a lo menos, cuatro impactos positivos que se pueden percibir rápidamente y sin mayor análisis, y que inciden claramente en el Rol Estratégico que puede cumplir Pudahuel en la Metrópolis de Santiago. A saber:

  1. Revitaliza la Política de Concesiones en al ámbito del transporte, pero esta vez privilegiando el transporte público masivo, barato y seguro, que es lo que ofrece el tren y descongestiona la red de concesiones viales tales como Costanera Norte y Ruta 68 principalmente.
  2. Disminuye dramáticamente los tiempos de viaje entre la Quinta Región y Santiago. Se estima en 45 minutos el tiempo de viaje de pasajeros entre Valparaíso y Santiago a una velocidad máxima de 200 kilómetros hora. Una ventaja comparativa inigualable.
  3. Reabre una discusión regional respecto de la localización de la Plataforma Logística, el centro de acopio y de distribución de los miles de contenedores, que requiere complementariamente este Proyecto de Tren Veloz. Y en ese debate Pudahuel, como comuna tiene una alta ventaja.
  4. Por último le entrega nuevos elementos para reponer y empujar a la antigua y bien pensada propuesta de construir, siguiendo el trazado de La Fárfana proyectada hacia el Norte y que corregimos con nuestro trabajo para permitirle convivencia armoniosa con el aeropuerto, en pleno proceso de crecimiento hoy, a la denominada Ruta de Las Cargas.

Esperamos entonces que desde la Comuna, tanto desde el ámbito municipal como desde el privado, se escuchen voces de apoyo y voluntades de alianzas estratégicas con este Proyecto. Es tal la relevancia que tendrá este proyecto para Pudahuel, tanto en términos sociales como económicos, que en mi humilde opinión la Municipalidad y la CODESUP, debieran estar trabajando – pública y transparentemente – en apoyar y establecer las coordinaciones técnicas, políticas y financieras para lograr que se materialice el proyecto de tren y la localización de la Plataforma Logística dentro de Pudahuel.

Eso reafirmará el vigente discurso pudahuelino sobre la privilegiada centralidad de la comuna para la Región y la economía global.

Talca, Febrero de 2018

Luis Marín Salazar, Sociólogo -U. de Chile, Presidente ONG CIPDEL.

 

Deja tu comentario
Tu aviso puede estar aquí


Tu aviso puede estar aquí