Tensión en población Teniente Merino por conflicto entre organizaciones sociales

Tensión entre organizaciones sociales

Amelia Lara

La junta de vecino reclama a las agrupaciones La Araucaria y Colonias Urbanas Jaime Quilán, por la utilización de un espacio en la sede comunitaria. Conflicto que después de varias semanas aún no encuentra solución. 

Pudahuel, Santiago de Chile. Un conflicto entre organizaciones sociales tiene las cosas tensas en la emblemática población Teniente Merino de Pudahuel. Hace pocas semanas asumió una nueva directiva en la juntas de vecinos del sector, la cual de inmediato comenzó a ordenar el espacio que comparten varias agrupaciones en la sede vecinal.

Medida que perjudicaría a dos instituciones sociales que funcionan hace años en el sector. Se trata del grupo folklórico La Araucaria y Las Colonias Populares Jaime Quilán, quienes deberán entregar sus respectivas bodegas donde guardan implementos para su funcionamiento. Estos últimos aseguran a Tropezón que ya tenían un acuerdo con la antigua directiva, el cual no se está respetando.

“Desde que la nueva directiva asumió nos está tramitando para ocupar el espacio, cosa que estaba acordada por la junta de vecinos anterior y ahora se desconoce, lo cual nos perjudica a nosotros y a la agrupación La Araucaria”, dijo el coordinador de las Colonias Urbanas, Patricio Vergara.

Patricio Vergara

Para el la solución es que  “Nos sentemos a conversar y que dejen de ser soberbios y armar cahuines. Dicen que nosotros, que llevamos trabajando más de 20 años en esta población con niños y jóvenes, somos alcohólicos y drogadictos”.

Por su parte Amelia Lara, presidenta de la Junta de Vecinos de la población Teniente Merino, señala que ha existido diálogo contante con las organizaciones mencionadas, pero estas se niegan a respetar algunas condiciones referentes al uso de las bodegas.

“Solo estamos pidiendo que saquen su bodega porque pretendemos que este salón de madera, sea de material sólido, y para realizar ese arreglo necesitamos ese espacio. La solución es conversar directamente con ellos, pero con la directiva. Yo entiendo que como presidenta tienen que respetar las decisiones y no venir a reclamar de esa forma”, dijo.

“La otra es la Araucaria. Hay un salón que es utilizado por nosotros, que está siendo utilizado como bodega, por lo cual no lo podemos ocupar. Le hemos dicho que el espacio está disponible y lo pueden ocupar cuando quieran, pero no adueñarse de este”, agregó la dirigenta.

Una de las soluciones que se han pronunciado en dichas reuniones, es compartir el espacio que actualmente es ocupado por clubes de adultos mayores, algo que a la presidenta no le parece prudente. “Los abuelos tienen una bodega para cinco organizaciones. Acá ellos tienen una cada uno”, cerró.

 

 

Deja tu comentario
Tu aviso puede estar aquí
Tu aviso puede estar aquí