Familia celebra cumpleaños de hija fallecida plantando árboles en Pudahuel

“Quiero agradecer esta fecha 16 de septiembre, por que hace 45 años fue un día muy feliz para nosotros, había nacido nuestra hija Lilian Carolina que el pasado 11 de agosto se marchó a una dimensión diferente físicamente, pero su recuerdo está con nosotros”, Alberto Muñoz Veliz.

Pudahuel, Santiago de Chile, 16 de septiembre 2011. Emotivo encuentro entre algunos vecinos y la familia Muñoz Fernández, quienes celebraron el cumpleaños de su hija Lilian Carolina fallecida recientemente, escuchando canciones preferidas de ésta y plantando un árbol por cada año de vida que los acompañó.

Carmen Fernández (esposa de Alberto Muñoz y Mama de Lilian Carolina), indicó “esto es lo más difícil que hemos enfrentado como familia, nuestra hija era una mujer sana que salió un día de agosto por la mañana a una operación ambulatoria a una rodilla, al regreso por la tarde llego muy cansada, se acostó, por la mañana siguiente la encontramos en paro cardiaco, fue llevada de urgencia a la posta en Pudahuel y de ahí derivada de inmediato a un centro de salud de mayor complejidad. Nada se pudo hacer, nuestro hija se nos murió, hoy recordamos su cumpleaños en este Club de adulto mayor “Vida y Esperanza”, con su música del cantante Marco Antonio Solís, flores, tortas, amigos y árboles que plantaremos para que las futuras generaciones, alguien le recuerde al descansar en su sombra que aquí vivió nuestra hija”.

Alberto Muñoz Veliz, un eximio dirigente gremial y social por más de 50 años y militante de toda una vida en el partido comunista de Chile, señaló a diario tropezón “quiero agradecer esta fecha 16 de septiembre, porque hace 45 años fue un día muy feliz para nosotros, había nacido nuestra hija Lilian Carolina que el pasado 11 de agosto se marcho a una dimensión diferente físicamente, pero su recuerdo está con nosotros, producto de ese inmenso dolor que sufrimos como familia, a su vez somos receptores de una solidaridad impresionante de nuestros vecinos que por 47 años nos conocemos, además de dirigentes de todos los sectores, diputados y alcalde nos acompañaron en este dolor, por eso queremos retribuir esa tremenda solidaridad con un presente que es regalarle a la comunidad 45 árboles que representan una por cada año que nuestra hija estuvo junto a nosotros y vivió en este sector, ella deja un recuerdo de mujer luchadora por la vida, levantó por seis meses un comedor abierto para más de 200 menores, llevó a otros a conocer la nieve y al zoológico, hay tanto más que decir que solo agregaría que su recuerdo está con nosotros”.

Barinia Muñoz Fernández, “hoy cerramos un ciclo de duelo en nuestra familia y queremos acompañar a nuestro padres en un gesto que el quiere hacer hacia la comunidad como retribución a la  inmensa solidaridad que recibimos de una comuna que nos alberga por casi 50 años”

La espera de casi una hora para dar inicio a la plantación de los árboles se debió a la burocracia de siempre, alguien en el municipio olvido la guía de despacho de los árboles que donaron para ser sacado a pesar de que los tutores de madera si llegaron oportunamente a la ceremonia

Si bien la ceremonia comenzó con casi una hora de retrazo y buena parte de los vecinos participantes retirados del lugar, se plantaron algunos simbólicamente en la sede vecinal y dos en espacios públicos, estos árboles fueron donados por la municipalidad de Pudahuel.

Deja tu comentario
Tu aviso puede estar aquí
Tu aviso puede estar aquí