El fin y comienzo de una nueva etapa vivieron 46 carabineros en Pudahuel.

Cómo a cada inicio de año la institución reconoció la constancia y vigorosidad de sus miembros en la ceremonia de ascenso jerárquico.

La mañana del pasado martes, en la 26 Comisaria de Pudahuel, fue una jornada marcada por una rigurosa solemnidad. El ambiente no podía ser menor, pues 46 efectivos fueron merecedores de un grado superior.

Para obtener el estatus, que iban desde cabo segundo hasta sargento primero, los funcionarios debieron cumplir con requisitos tanto académicos como profesionales. “Si bien, esta promoción conlleva mayores beneficios, también implica más responsabilidad y compromiso con la comunidad” expreso el Jefe de la Unidad Policial Mayor Fernando Burgos Bobadilla.

Este último fue el animador la ceremonia, ya que estaba encargado de oficializar la investidura con la colocación en las mangas del nuevo rango. Esto acto se realizaba junto a la compañía de familiares, en donde se podía presenciar una gran emoción y orgullo.

Para finalizar el protocolo, la orquesta tocó el himno de carabineros, el cual fue entonado por la mayoría del público presente. Luego, se dio paso a un coctel y a las sesiones fotográficas respectivas con padres, esposas, hijos y camaradas para no olvidar la velada.

Entre el grupo destacan tres mujeres, en donde Liliana Quiroz Díaz, con 24 años de servicio alcanzó el grado de sargento primero recibiendo el sable, que acredita la mención, por la máxima autoridad zonal del coronel Pedro Cancino,  Jefe de la Prefectura Occidente de Carabineros . “Llegar acá se necesita mucho esfuerzo, porque somos mujeres, por lo tanto, el desafío es el doble”. Además, agregó “el rol de la mujer dentro la institución, ha sido buen evaluada, por eso cada vez estamos ocupando cargos que antiguamente era impensado”.

Sin lugar a dudas, quien captó todas las miradas y flashes fue el hijo del cabo, Claudio Domínguez, quien a temprana edad lucía un traje de carabineros. “Siempre quise hacerle un uniforme y ahora se dio la ocasión, también quiero que siga mis pasos y sé que él tiene vocación”.

De esta manera, se realizó la festividad, en donde Mayor Burgos, finalmente comentó “El ascenso en un reconocimiento a su capacidad profesional para enfrentar esta profesión con alegría, con vocación de servicio cumpliendo con el legado que posee de carabineros de Chile”.

Por: Cristobal Bahamondes

Deja tu comentario
Tu aviso puede estar aquí


Tu aviso puede estar aquí