Diálogo en el club Rehabilitador de Alcohólicos “Esperanza y Progreso”

club_rehabilitador_1

El drama del alcoholismo afecta a todo el núcleo familiar, hay clubes que acompañan a los enfermos en su rehabilitación.

Pudahuel, Santiago de Chile, 19 de noviembre 2009. En el Club Rehabilitador de Alcohólicos “Esperanza y Progreso”, ubicado en Avenida San Pablo N° 8965 Pudahuel, durante la reunión de socios, se dieron espacios para escuchar diversos testimonios de personas que han sufrido adicción a las bebidas alcohólicas, en donde la familia es una de las más afectadas, por lo que el testimonio de un menor de edad sobre su padre adicto a drogas ilícitas y alcohol fue una de los más impactante

Diego Alejandro E.I., de 12 años, dice que como cualquier niño tiene el deseo de tener a sus padres juntos, pero en este caso no se puede, su padre es un adicto a drogas ilícitas y alcohol, además sufrieron violencia intrafamiliar. Diego comenta que solo ve a su padre “cuando éste quiere que lo vean, siempre está drogado y borracho”, eso le hace sufrir. Durante este año ha bajado las notas, producto que piensa mucho en esta situación y en el daño que provoca la droga y el alcohol en las personas y en especial en su padre. Este joven es uno de los actores de un corto metraje de 16 minutos, sobre los efectos de la droga ilícita en la familia.

Diego Alejando

Diego Alejando

Daniela Fernández, sicóloga del Centro Comunitario de Salud Mental (COSAM) del Programa de adicciones, señala que: “La demanda por consulta sobre adicción a drogas ilícitas y alcohol va en aumento en la comuna, estamos atendiendo un promedio de 300 personas mensuales, el tratamiento es ambulatorio, hay jóvenes desde los 13 años en consulta por consumo riesgoso. Pudahuel tiene una amplia red de atención de salud mental, sobre el tratamiento de alcohol y drogas, en donde las personas pueden acercarse por ayuda, sean consultorios o club de rehabilitaciones, en donde son evaluados y derivados al CRS o COSAM, que son organismos especializados en salud adictiva. El COSAM dentro de su programa anual realiza charlas de prevención o información en escuelas y organizaciones sociales”.

Pablo Neculhueque Petriqueo

Pablo Neculhueque Petriqueo

Pablo Neculhueque Petriqueo, un adulto joven, quien indica que lleva 14 años emborrachándose, pero que hace 4 meses no consume alcohol, lo que intento una vez anterior pero recayó, comenta: “Estaba destruido en mi autoestima, en mi familia, en mi hogar, había violencia intrafamiliar, celaba a mi mujer y encontraba que todo lo que hacía estaba mal. Hoy no bebo, si bien aún es poco el tiempo que he dejado mi adicción por el alcohol, puedo decir que he recuperado las ganas de vivir, a mi mujer la encuentro hermosa, y observo que es más feliz, quiero recuperar el tiempo perdido con mi familia y disfrutar a mi hijo, en cuanto al temor de mi mujer a la recaída, con eso hay que vivir y cuidarse, por eso he pedido a mis amigos y compañeros de trabajo que no me ofrezcan a beber alcohol”.

Deja tu comentario
Tu aviso puede estar aquí


Tu aviso puede estar aquí