Las ganas de salir adelante, discapacitado canta en persa de Pudahuel

cantante_persa_1

Pudahuel, Santiago de Chile, 17 de octubre sw 2009. Yarek Manfred Yurguenic Rebolledo,  de 54 años y descendiente de yugoslavos, después de una vida consolidada y de buen pasar  como locutor de radio en provincia, quedó en silla de ruedas por un accidente domiciliario.

La rotura de la columna vertebral fue hace unos 15 año al caer de 10 metros de altura, fue operado, pero sin resultados positivos, quedando discapacitado en un 70% físicamente y un 40% mental. Percibiendo una pensión asistencial mínima que no le alcanza para medicamentos ni para alimentarse, “por lo que me vi obligado en un principio a salir a la calle a pedir monedas y después a ser un cantante callejero”, expresó Yarek.

“Fue difícil adaptarse a esta nueva vida de discapacitado en silla de rueda; al pedir monedas en la calle la gente te ignora, hace como que no te ve, otros te tiran una moneda haciendo como que tú no existes. Lloré mucho y entré en depresión, llegue a estar internado en un centro mental, hoy trabajo como cante callejero, gano muy poco, pero me siento útil. La gente de Pudahuel no es apática, es caritativa, nos ha tratado bien, sobre todo los que vienen al persa, y dejan alguna moneda por mi trabajo. Soy de San Fernando, allá la situación era insostenible, actualmente arriendo diariamente una pieza en Estación Central  y cuando no alcanza nos vamos a dormir con mi señora a la postra central, nos conocen y  nos dejen pasar la noche.

Tenemos una hija de 11 años, está internada y estudia, nuestra situación económica no permite que viva con nosotros, de igual forma la visitemos lo más que podemos.

cantante_persa_2Me gustaría que alguien me ayudara con lo que me falta de mi equipo, la pedalera de guitarra, está mala y no tengo para comprar otra, en cuanto a la silla de rueda, que me regaló el FONADI, está quebrada. Debo salir de igual forma a ganarme la vida, lo del arriendo de una pieza sigue siendo difícil, en especial romper la desconfianza de quien arrienda, sobre todo si éste es un discapacitado en silla de rueda”, declaró Yarek Yurguenic.

Cristina Rivas Manosalva, su señora, nos comenta: “Ha sido difícil la vida, llevo 13 años viviendo con  él, era un hombre  de mucha fortaleza, cuando se accidento todo cambió, con la operación quedó peor, se deprimió y cayó al siquiatra,  todo ha ido cuesta abajo, me ha pedido en varias ocasiones, que le deje solo y siga  mi vida, pero no lo dejaré, somos una paraje y así continuaremos”.

Yarek y Cristina dejaron sus números de celulares, que solo reciben llamados, en busca de ayuda de cualquier tipo para su difícil situación: 8-9527957 y 8-8437402.

Deja tu comentario
Tu aviso puede estar aquí


Tu aviso puede estar aquí