Seis niños quemados por fuegos artificiales

Pudahuel, Santiago de Chile. Con tremenda satisfacción podemos decir que en forma oficial, en Pudahuel no hay registros de niños quemados a causa de fuegos artificiales de fin de año, pero no podemos decir lo mismo del resto del país, seis casos de niños quemados, según balance oficial emitido por COANIQUEM el martes 2 de Enero del 2009.

De los niños quemados durante la noche del año nuevo, el primero fue un joven de 12 años en Antofagasta, el que resultó con quemaduras superficiales e intermedias en extremidades y tronco al manipular una bengala, el segunda caso corresponde a una niña de 15 años que recibió esquirlas de un petardo manipulado por terceras personas, el que le ocasionó quemaduras superficiales en la cabeza y cuello; ambos niños fueron tratados en forma ambulatoria.

A las dos notificaciones de Navidad se suman dos nuevos registros de niños, que habiéndose lesionado en esa fecha, consultaron con posterioridad.

El 24 de diciembre a las 22:00, un niño de 11 años de San Joaquín se quemó la mano al manipular un petardo, el cual recién consultó el sábado 27 en el Hospital Exequiel González Cortés. El artefacto lo habría adquirido en una calle cercana a su domicilio.

La segunda víctima es otro varón de 9 años de Alto Hospicio, que a las 23:45 del 25 de diciembre le cayó un petardo manipulado por otros, lo que le produjo quemaduras intermedias en la cabeza y el cuello.

No obstante a que en Pudahuel, a la fecha, no haya registros de niños quemados, en algunos sectores de la comuna, niños jugaron a vista y paciencia de mayores a quemar esponjillas metaliza que al hacerlas girar desprenden trozos de metal ardiendo que semejaban un ruedo de fuego, lo que resultaba muy peligroso al existir la posibilidad de caer sobre ojos u otras zonas expuestas del cuerpo.

Deja tu comentario

Tu aviso puede estar aquí
Tu aviso puede estar aquí