Folklore americano deleita con su música en Pudahuel

dsc03344.JPG 

Pudahuel, Santiago de Chile. El domingo 15 de junio, a un costado de la plaza ubicada en Avda. Teniente Cruz esquina Avda. San Francisco, un grupo de jóvenes vestido a usanza de los indios norteamericanos, portando  instrumentos de este folklore, se las arreglaron para interpretar hermosas melodías que deleitaron a grandes y pequeños con una gran variedad de sonidos que se propagaron en todas direcciones.

Pero quiénes eran estos jóvenes de tez morena, habilidoso en la danza, de exquisitos sonidos instrumentales y voces suaves y melodiosas, corresponden al grupo “Kuriñan”, de la hermana República del Ecuador, de un pueblito de nombre Tábanos, cuyos hijos cultivaron la música y se lanzaron a caminar por las diferentes culturas  de los pueblos americanos.

Su director Don José Rafuela, se vio alegre y optimista, ya que como grupo han logrado grabar cinco volúmenes de su música en Ecuador.  Chile también los ha tratado bien en sus ocho meses que se han avecindado en Santiago.

Han tenido dos presentaciones durante los últimos fines de semana en Pudahuel y expresan que les fue bien, por lo que decidieron volver a sentir la acogida del público, quienes aplaudieron su trabajo y compraron algunos de sus discos, además de  no faltar la moneda generosa retribuida por el solo hecho de escuchar su música y ver el espectáculo de danza mostrado al publico del persa de Teniente Cruz.

Los seis integrantes del grupo folklórico Kuriñan cantan, bailan y tocan diferentes instrumentos musicales como el toyo, la zampoña,  flauta china, quenacho, quena, quenilla, uña de gato, uña de cabra y otros variados instrumentos de silbatos; en cuanto a su ropaje, comentan que es una combinación de ropa de sus ancestros con la vestimenta del indio norteamericano; según expresa uno de sus integrantes, esta indumentaria  ha tenido una muy buena acogida tanto en su patria natal como en el resto del continente y muy especialmente en Chile, en donde piensan quedarse por un tiempo más.

Deja tu comentario
Tu aviso puede estar aquí


Tu aviso puede estar aquí