Condenan a cinco años a estafadores de los quesitos mágicos exportables a Francia

Pudahuel como tantas otras comunas del país, durante el 2005 y 2006, fue testigo de los numerosos casos de personas embaucadas con el ya tragicómico episodio de la fabricación de los quesitos, que finalmente resultaron ser una vulgar estafa masiva de personas que vieron en esto una fuente laboral rentable.

 

Víctor Mella y Fernando Jara fueron quienes  formaron la  empresa “Fermex S.A.” y lograron engañaron a más de cinco mil personas al montar un negocio ficticio de producción de materias primas, los conocidos “quesitos”, para cosméticos.

En julio del 2006 fue la vuelta al mundo real de miles de personas de todo el país que  comenzaron a tener conocimiento a través de los medios de comunicación que  habían sido estafadas y en masa se volcaron a los centros de acopio de esta empresa, que les vendía por un valor de 250 mil pesos, 10 sobre con ingredientes para la fabricación de este producto como  materia  prima  para elaborar  un producto que  “Fermex S.A.” exportaría. De acuerdo a la investigación, los dueños de esta empresa en todo momento estaban en conocimiento que estos productos no serian exportable, por lo que los estaban acumulando en sus bodegas. Como toda estafa tiene responsable, estos fueron detenidos y  procesados por el juez Guillermo de la Barra del  Séptimo Juzgado de Garantía, quien condenó a Fernando Jara y Víctor Mella a cinco años de pena efectiva por las estafas reiteradas en el caso denominado “quesitos mágicos” entre los años 2005 y 2006, absolviéndolos del cargo de asociación ilícita.

El magistrado determino que los 2 mil 700 millones de pesos incautados a las cuentas corrientes de “FERMEX S.A.”, serán devueltos a las victimas de esta estafa. De los más de 5 mil millones que se logró acreditar, sólo el 53 por ciento del total de lo defraudado se logró recuperar.

Felipe Espinoza, un pudahuelino que no quiere reconocer que es uno mas de los cientos de miles de estafados, solo se limitó a decir que el había ganado plata, mientras tantos otros vecinos a quienes invitó al negociado de los quesitos mágicos todavía están molestos y  algunos hasta le quitaron el saludo al culparlo por haberlos involucrado en el negocio que les hizo perder mucho dinero, el cual algunos incluso aún están pagando como préstamos bancarios.

Reflejando el drama de los estafados, Gerardo Barrera alegó durante el proceso “Yo renuncié a mi trabajo para probar todo, hice un lugar especial en mi casa, estaba preparando un préstamo por varios millones de pesos con familiares y amigos para hacer esto en conjunto, compre un auto pensando en las ganancias, pero ahora “estoy sin trabajando y en la ruina por culpa de estos estafadores”.

Gilbertte van ERPE de 67 años, la francesa que ingresó a Chile 13 veces, sindicada como la cabecilla de la gran estafa que afectó también a  Perú, creó la empresa “LABOMAX” y en Chile  “FERMEX S.A.”, con una modalidad de estafa muy similar, incluyendo la ubicación de incautos secuaces que después terminaron en la cárcel mientras ella disfruta plenamente de libertad, a pesar que en su país de origen registra varias detenciones por estafa.

Deja tu comentario
Tu aviso puede estar aquí


Tu aviso puede estar aquí